Intendencia realiza Operativos de precio, medida y calidad en esta Semana Santa. FOTO M.S. LA GACETA

La Intendencia General de Policía anuncia los valores de pescado seco estipulados por los comerciantes en esta Semana Mayor para la preparación de la tradicional fanesca.

En Latacunga, la venta del pescado seco brinda un sustento a varias familias, ingrediente necesario para la preparación de la tradicional fanesca que además es elaborado a base de granos tiernos.

La Intendencia General de Policía y las Comisarías a nivel provincial comenzaron con los operativos de control de precio, medida y calidad desde la anterior semana en las plazas y mercados.

Al contacto con los comerciantes del Mercado Mayorista indicaron que, no ha existido el incremento en los mariscos, así lo detalló Gonzalo Díaz, intendente.

De igual forma el trabajo ha permitido observar las pesas manuales y electrónicas que a decir del Intendente se encuentran en perfecto estado.

Esta labor también se ha desplegado al mercado de El Salto donde existen cerca de 16 comerciantes de pescado seco, que a lo largo de esta semana estarán comercializando el producto.

Costos

La autoridad indicó la lista de precios: Pescado Mero 9 dólares la libra; bacalao 8 dólares la libra; dorado 5 dólares la libra; liza grande 4 dólares la libra y liza pequeña a 3 la libra.  

El organismo aplicará los operativos de manera interinstitucional en plazas y mercados para verificar que el marisco se encuentre apto para el consumo humano.

En el caso de encontrar irregularidades se procederá a retirar el producto de la percha donde se encuentre exhibido y se aplicará la respectiva sanción o llamado de atención por la entidad competente en este caso por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

Díaz, recomendó a la población acercarse a la entidad situada en la Gobernación de Cotopaxi en el caso de detectar alguna inconsistencia en cuanto a la calidad del alimento para hacer el estudio necesario y correspondiente la aplicación de la ley.

Luis López, comerciante de pescado salado, dijo que para estos días ha invertido para poder ofrecer un producto de calidad a los clientes “vengan con toda confianza” finalizó.

Por otra parte, Carmen Cadena, hermana Marianista, comentó que con el paso del tiempo las tradiciones se han ido perdiendo, puesto que algunas personas lo ven como la semana de vacaciones. (I)