Edificio de la Cruz Roja Ecuatoriana de Cotopaxi.

Pese a que aún no se supera la pandemia del Covid -19, algunas cosas vuelven a la normalidad.

En marzo del 2020 con la llegada del virus del Covid -19, todas las actividades que antes eran normales, dejaron de hacerse. Una de ellas, la donación de sangre.

Hasta hace pocos meses, la cantidad de personas que donaba sangre, dejó de acudir. Una de las principales razones fue el miedo a un contagio.

Tras aclararse a nivel mundial, que donar sangre (con todas las medidas de bioseguridad), no representa un peligro; llegada de donantes, empieza a normalizarse, así lo dio a conocer Mónica Freire, secretaria ejecutiva de la Cruz Roja Ecuatoriana en Cotopaxi.

Freile manifestó que uno de los factores que ha incentivado a las personas a volver  a ser donantes, son las campañas que realizan en las instituciones públicas y privadas.

El único pedido de la funcionarios fue que, los donantes sean sinceros con los formularios que llenan antes de donar su sangre. Por motivos de seguridad.

Gloria Porras, tiene 29 años de edad, dio a conocer que, es donante desde los 18 años. Paró en pandemia, pero ahora que sus dudas son solventadas en torno a la donación y el virus volvió a su actividad normal.

“Es bueno volver a contribuir de algún modo, con personas que están luchando por sus vidas”, aseguró la donante quien reveló que posee un tipo de sangre escasa. Debido a ello, siente compromiso para no dejar de donar sangre.