Los restaurantes se encargan de alistar todo para la venta de las chugchucaras en los días de la feria taurina.

Durante tres días en Latacunga se vivirá la feria taurina, un espacio que para muchos permite activarse económicamente. En la calle Quijano y Ordóñez, más conocido por la calle de las chugchucaras, existe una variedad de negocios que se preparan para la venta de este plato típico y los latacungueños tienen la expectativa de poder vender todo.

La gastronomía latacungueña se caracteriza por ser de alto nivel, propios y extraños podrán degustar de este plato tradicional donde se utiliza diferentes productos como: las papas fritas, plátano maduro, carne de chancho, se acompaña con empanadas de dulce con queso, canguil, tostado y cuero reventado, como plato fuerte y el de entrada el mote con chicharrón.

La trabajadora del local Mama Negra, Carla Ayala, destacó “se vende bastante y la gente siempre quiere probar algo diferente”. Comúnmente dijo que llegan gente de Quito y Riobamba, además estas fechas también permiten contratar a más personas para que ayuden al personal de planta. Atenderán desde las 09:30 a 18:30, de igual forma, se ha adecuado un espacio propio para los taurinos, el precio se mantiene a USD 9,50 por persona y USD 12,50 para dos personas.

Este negocio funciona desde hace cerca de 15 años y ha tenido la oportunidad de recibir a ministros, cantantes ecuatorianos y turistas nacionales e internacionales.  

Por su parte, Julián Pazmiño, propietario de la Chugchucaras Don Goyo, manifestó que están preparados para cualquier pedido, “últimamente los negocios han bajado sus ventas en un 80%”, cuenta que antes trabajaban con las instituciones y vendían de mil hasta 3 mil platos, en cambio “ahora no hay el privilegio de vender en esa cantidad”, y sólo llegan a comercializar hasta 30 platos. Hoy la expectativa es que con la corrida de toros haya un poco más de afluencia de personas y se pueda expender todo.

La preparación de este plato típico conlleva un proceso para que todo esté bien preparado, al menos así lo reveló Pazmiño. Solo para preparar la carne se demoran dos horas y media, pero se “sancocha” con el aliño para darle el saborcito.

En su caso vende el plato a USD 8,00, pero también se adecúan al valor que las personas soliciten. (I)