Médicos familiares durante sus jornadas de atención. Foto: J.P./La Gaceta

El Día del Médico Familiar se recordó con el lanzamiento del Nuevo Modelo de Atención Integral de Salud.

Con el lanzamiento nacional del nuevo modelo de atención integral en salud, se puso al médico familiar en un primer plano, de acuerdo a esta política, los usuarios para hacer uso del sistema de salud pública, deben entrar por los centros de atención de primer nivel y para ello tendrán que adscribirse en el establecimiento de salud más cercano, donde un médico familiar los atenderá, de no contar con uno lo atenderá un médico general.
La atención médica familiar es continua e integradora tanto para el individuo como para su familia en todas las edades, esto incluye a niños, adolescentes, adultos jóvenes, adultos maduros, adultos mayores, esta atención se realiza independientemente de la presencia o no de enfermedad, ya que está orientada a la promoción de la salud y a la prevención a partir del diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno.
Un médico familiar cuenta con tres años de formación posterior a su egreso como médico general, es un profesional que valora no solo lo físico sino también los factores emocionales en las enfermedades, observa los problemas de los pacientes y sus familias en el contexto de su ambiente particular, en los niños, por ejemplo, supervisa el control de crecimiento y desarrollo, en los adolescentes, las situaciones psicosociales, en las mujeres y hombres en edad fértil se da una adecuada asesoría anticonceptiva, ofrece consulta antes de la concepción y supervisa el embarazo de bajo riesgo, ayuda en la prevención de infecciones de transmisión sexual, en los adultos mayores maneja condiciones como la diabetes, hipertensión arterial y problemas pulmonares, propios de estas edades.
Los centros de salud del distrito Sigchos cuentan con seis médicos familiares ubicados en consulta externa, apoyan en las emergencias, hospitalizaciones y consulta domiciliaria, prestan servicios directamente, o por medio de la asesoría a médicos generales.
Valeria Samaniego, médico familiar del centro de salud Chugchilán menciona que: “nosotros nos enfocamos en las personas no sólo como individuos sino también como un ente familiar, por eso buscamos la armonía familiar y evitar crisis que afecten el bienestar de cada uno de sus miembros.”(I)