El Parque es una de las zonas ecológicas más importantes del país.

El Parque Nacional Llanganates ubicado entre las provincias de Cotopaxi, Napo, Pastaza y Tungurahua fue parcialmente reforestado.

La zona ecológica está conformada por especies de tipo herbácea, con presencia esporádica y remanentes de arbustos y árboles pequeños, cuenta con ocho ecosistemas; albergando a más de 1.500 especies de plantas, con un 60% de endemismo.

En la zona de amortiguación del Parque Nacional Llanganates ubicada entre las provincias de Cotopaxi, Napo, Pastaza y Tungurahua, los  guardaparques del Ministerio del Ambiente y Agua, realizaron la plantación de 600 especies forestales nativas, en 10.000 metros cuadrados de suelo en el sector de Shantia, de la parroquia Talag.

Esta actividad se realizó con el objetivo de cuidar el ambiente y mejorar las condiciones de vida de la población. Esta acción se coordinó con la Fundación Ishpingo, que donó las semillas que fueron producidas y manejadas por el personal técnico del Parque Nacional Llanganates, en el vivero San Pablo.

Entre las especies nativas que fueron sembradas están: chuncho, canelo, ahuano, wambula, corcho, avio, cabo de acha, moral, y bálsamo. Esta actividad se realizará frecuentemente en el área de influencia del área protegida para mejorar la calidad del ecosistema.

Edwin Machado, administrador del Parque Nacional Llanganates, señaló que “la reforestación en el área protegida es frecuente y el trabajo lo realizamos conjuntamente con la comunidad educando sobre las diferentes especies y su rol en el ecosistema”.

De esta manera, el Ministerio del Ambiente y Agua reafirma su compromiso de trabajo articulado con los organismos privados, comunitarios y públicos a favor del desarrollo de los territorios ancestrales. (I)