Con el objetivo de garantizar el derecho a la salud de los privados de la libertad, el MSP aplicó un plan de contingencia que significa la ubicación de la unidad móvil y un puesto fijo de atención en un nueva área, además piden seguridad para los profesionales de la salud en el cumplimiento de sus trabajos.

Los últimos hechos registrados en el Centro de Rehabilitación Social Cotopaxi, dejó afectadas varias áreas del centro carcelario, entre ellos los espacios donde funcionaban los dispensarios médicos, hoy por razones de seguridad la atención médica a los privados de la libertad fueron reubicados.

Xavier Morales, director del Distrito de Salud de Latacunga, explicó que el servicio de salud se mantiene al interior del centro carcelario, y no vulnerar los derechos de los privados de la libertad, para ello, las autoridades de salud, implementaron un plan de contingencia con la instalación de la Unidad Móvil que se encuentra ubicada en el interior del CRS-C.

Asimismo, por gestiones realizadas ante las autoridades carcelarias se acordó que, en el área conocida como el tomatito, ubicada junto a la parte administrativa de la cárcel fueron ubicados de forma temporal los diferentes servicios de salud como: medicina, psicología, odontología, obstetricia, farmacia.

De igual forma se implementó un dispensario médico general, sitio a donde en base a una coordinación con las autoridades del SNAI, los privados de la libertad acudirán en base a tiempos y de forma individual, además  han solicitado a las autoridades responsables garantizar la seguridad de los profesionales de la salud en el cumplimiento de su trabajo.

Bajo estos lineamientos, el MSP está garantizando la atención de los PPL con la atención médica, mediante el plan de contingencia establecido, aseguró Xavier Morales.