En este artículo el Constructor hace referencia a la responsabilidad individual y de autoridades acerca de la salud, entendiendo ésta no solo como lo describe la OMS “«La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades» sino como un deber y obligación que tenemos todos los seres humanos con el regalo más grande que se nos ha concedido: “LA VIDA” cuya manifestación más tangible es nuestro cuerpo, el mismo que es asiento de múltiples enfermedades, en las que tenemos mucha responsabilidad para su generación.
Según reportes nacionales (MSP) e internacionales (OMS) en los últimos años hay un aumento del número de personas con Diabetes, Hipertensión Arterial, Obesidad. Enfermedades que en algunas instituciones representan el mayor número de atenciones en el servicio de consulta externa; así como también las que pueden llegar a consumir gran cantidad del presupuesto por sus complicaciones que les son comunes, esto es Insuficiencia Renal Crónica y Enfermedades Cardiovasculares, que producen un grave deterioro de la calidad de vida de los pacientes y de sus familias.
Estas enfermedades tienen muchos aspectos en común tanto en su generación como en su tratamiento, pero en esta ocasión me referiré solo a uno de ellos: el sedentarismo, entendido éste como la inactividad física y/o el uso mínimo de nuestro cuerpo en diferentes actividades.
Este “mal” que no hace distingos de edad, sexo, condición social ni económica, se debe entre otros a: hábitos familiares, uso excesivo de tecnología ( celulares, tablets, computadoras, TV, etc. que incluso producen adicción), escasos escenarios de recreación familiar y colectiva ( los que existen tienen poca infraestructura que estimulen su uso), poca o nula motivación desde las instituciones educativas para inculcar la actividad física, improvisación de profesores de Educación Física, desconocimiento de la población acerca del circulo vicioso que es la inactividad, sobrepeso, obesidad y predisposición a las enfermedades mencionadas y sus complicaciones
Si bien es cierto que la modernidad nos brinda gran cantidad de beneficios, a la larga esto se está volviendo contra nosotros mismos. El uso del automóvil para desplazarse solo unas cuantas cuadras, el querer estacionar el auto a la entrada del banco, de la oficina, etc. ahonda el problema. Muchos otros ejemplos me vienen a la memoria: el control remoto, puertas inteligentes, trámites de todo tipo on line, comida a domicilio, comida pre cocida, etc. etc.
Entonces surge la necesidad de hacer conciencia individual y colectiva. Individual en lo que se refiere a tratar de realizar actividad física diaria puesto que la actividad física es indispensable para el cuidado del cuerpo y el mantenimiento de la salud. Todo órgano que no se ejercita se atrofia. Nuestro cuerpo necesita la actividad con la misma precisión que el alimento, es una necesidad vital.
La actividad sistemática de todos los músculos (que constituyen más de la mitad de nuestro organismo) además de ejercer un beneficioso influjo sobre éstos, lo amplía también sobre todos los aparatos y funciones. El ejercicio unido a la respiración profunda, favorece el trabajo del corazón y circulación sanguínea, que mejora a su vez la actividad de todos los órganos, especialmente de los riñones y aparato respiratorio, y favorece el metabolismo en general y en especial de las grasas. El mayor aporte sanguíneo a todos los órganos permite una mejor oxigenación así como también la eliminación de los desechos. El ejercicio contribuye a una mayor secreción de neurotransmisores y esto asociado con mayor riego sanguíneo al cerebro determina que mejoren notablemente las funciones intelectuales
La falta de ejercicio es sumamente perjudicial. El primer efecto es la atrofia muscular, seguido después de la infiltración grasa de todos los órganos y tejidos, que cada vez funcionan con más dificultad. También las funciones intelectuales se entorpece y aminoran, haciéndose más lento el proceso intelectivo, lo que se expresa por una difícil comprensión y una expresión lenta de las ideas y deterioro de la memoria.
La responsabilidad de nuestras autoridades es de acuerdo a su ámbito: informar y promocionar desde las instituciones educativas y de salud; desde los gobiernos locales la recuperación de espacios para la recreación y mejorar los escasos que se disponen. Que importante sería recuperar las orillas del río Cutuchi con un malecón a todo su largo y no ser un botadero de basuras, mejorar la triste y simple vereda que va a San Buenaventura, un sendero (caminadora) a lo largo de la quebrada en el sector de Locoa (frente al CEC), tener un Parque de La Familia, etc. etc.….pero esto es soñar.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =