Patricio Coronel, director de la ANT-C. FOTO W.C. LA GACETA

Los siniestros de tránsito en la provincia, se producen a lo largo de los de 60 kilómetros de vía de la E-35, que comprende entre los límites de Tungurahua y Pichincha, lo que hace imposible que las autoridades puedan establecer operativos en un área determinada. El Director apuntó que viene gestionando recursos como fotoradares y conos de seguridad, para reducir en algo los siniestros.

La provincia cerró el 2017 con un alto número de accidentes de tránsito en las vías, acompañado de un gran número de personas fallecidas y heridas. Patricio Coronel, director de la ANT-C, dijo que el hecho de que Cotopaxi esté ubicada en la zona centro del país, hace que la estadística de accidentes sea complicada de manejar.

Destacó que los siniestros de tránsito, no son causados por vehículos de la provincia, sino por carros de otras ciudades, que hacen su paso por las vías de Cotopaxi. Según datos de los accidentes del último año, casi el 100 por ciento de ellos se registra en la E-35, por ello, el enfoque de trabajo de las autoridades e instituciones, debe ser en esta área.

Apuntó la autoridad de la Agencia de Tránsito de Cotopaxi, que los accidentes se dan a lo largo de los 64 kilómetros de la E-35, que comprende entre los límites de Tungurahua y Pichincha, lo que hace complicado que las autoridades puedan establecer operativos de control en áreas específicas.

Recordó que la cantidad de recursos que se necesitan para manejar la E-35 son enormes y que no cuentan con los mismos, entre los cuales están policías, patrulleros, motocicletas, grúas, fotoradares, sistemas de prevención, entre otros; sin embargo, están gestionando ciertos recursos mínimos, para empezar a reducir el número de accidentes de tránsito en la provincia.

Apuntó que en coordinación con el representante del Ejecutivo en la provincia, están gestionando ante las instancias respectivas, fotoradares y conos. Coronel, dio a conocer que el trabajo de la institución para el presente año, estará encaminado a reducir los accidentes de tránsito, por medio de la culturización, concienciación y el control. Recordó que en los últimos meses, se han duplicado los controles de tránsito en las vías, trabajo que se mantendrá en el transcurso del año. Habló de no incrementar los mismos, porque no existe el personal suficiente.

Hasta el primer trimestre del año, esperan tener buenas noticias para la provincia, como la ubicación de fotoradares y conos de seguridad y a ello se suma una campaña de concienciación a través de “Paquito”, dirigida a los niños.

El Director de la ANT-C, conversó que lo óptimo sería contar con un fotoradar cada 10 kilómetros, por lo tanto, para cubrir los 64 km. de carretera entre Pichincha y Tungurahua, se requieren 12 unidades, lo cual no sería posible, pero los pocos que se consigan, deberán explotarse al máximo, mediante la ubicación en sitios ocultos.

De igual forma, la autoridad señaló que varios accidentes de tránsito se dan en las vías de la parte urbana de la ciudad, por lo tanto, habló de realizar un trabajo conjunto con los municipios de Latacunga y la Mancomunidad, ya que la responsabilidad en la parte urbana es de dichas entidades, las que están manejando el tema de tránsito, en base a las  competencias entregadas. Por ello, hizo un llamado a dichos organismos seccionales, a dar una respuesta conjunta y efectiva a los accidentes de tránsito en las vías. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − 5 =