En medio de un complicado panorama político que mantiene inmovilizado al país, la semana comenzaba con el sobresalto de los clientes de una entidad financiera muy importante a nivel nacional. Por el informe oficial se conoce que fue un incidente de ciberseguridad, contra el que la entidad tomó las medidas correspondientes para garantizar la seguridad de los depositantes. 

En efecto los ataques cibernéticos se han convertido en un peligro latente para empresas que manejan tanto información privada como pública y demuestran la vulnerabilidad nacional frente a este tipo de delincuencia.

Este fenómeno no es local, se ha da lo largo y ancho del globo, mientras más desarrollo tecnológico se da, aparecen nuevas formas para romper las reglas y los estándares de seguridad previstos.

Mucho se debe trabajar en todo ámbito para mejorar y fortalecer los sistemas tecnológicos y de seguridad de la información, un plan de trabajo complejo que involucra tanto a entes públicos como privados.