En esta feria se concentran varios comerciantes incluso llegan personas de Cuenca, Tungurahua y Ambato. (Foto cortesía).

Habitantes de Zumbahua piden seguridad para la feria y para la laguna del Quilotoa, tras vivir un asalto a uno de sus compañeros, que agrupa cerca de 4000 mil comerciantes indígenas que laboran en este sitio todos los sábados de 05:00 a 17:00.   

A 65 Km. al oeste de Pujilí se asienta el mercado de Zumbahua que se convierte en una vitrina del comercio de los diferentes productos y es un atractivo de la cultura milenaria, siendo un factor económico muy importante para sus vendedores.

Hoy existe preocupación de quienes habitan y laboran por el sector. César Umajinga, vocal del Gobierno Parroquial de Zumbahua, relató uno de los asaltos que se ha presentado por primera vez en la historia a uno de los comerciantes.

El pasado sábado 28 de julio Ernesto Chaluisa como siempre llegaba a su jornada de trabajo, por la mañana realizaba la venta de sus borregos y por la tarde brindaba el servicio de alquiler de su camioneta.  Cerca de las 13:30 estacionado su vehículo a la entrada del cementerio, un joven indígena hablando su idioma nativo (kichwa), solicitó una carrera para llevar camas desde Zumbahua hacia Loma de Apahua.

Tras aceptar el servicio en la curva vía Angamarca le atracaron cuatro personas armadas aparentemente de nacionalidad venezolana que se movilizaban en un carro blanco, “robándole 2300 dólares y dejándole amarrado; menos mal el carro no se lo llevan”, según los comuneros analizaron que los asaltantes ya tenían un plan armado en complot con la persona indígena.

Buscaron la ayuda de unos policías quienes rastrearon el celular y estaba en Quindisilli,  sin embargo no tuvieron el apoyo total de los gendarmes, dijo la autoridad de Zumbahua, además agregó  “llamamos a los compañeros del pueblo y en cuatro camionetas fuimos y el celular había estado en dicho lugar”.

Ante esta realidad el vocal de la Junta Parroquial ha entregado un oficio al Gobernador pidiendo resguardo policial para el sector, no solo para la feria, sino para el centro turístico de la laguna del Quilotoa. A decir de Umajinga llegan muchas visitas y desconoce si tendrán buenas o malas intenciones.

No obstante, reconoció que hay dos policías que se “pasean” en la patrulla “debe haber un punto de control para que los visitantes sientan que en Zumbahua hay seguridad”, expresó.

Una de las preocupaciones de Umajinga es que si en algún momento llegaran a atrapar a los asaltantes en la localidad, no serán entregados a la mano de la autoridad, sino que se ejercerá justicia propia, asimismo una de las resoluciones es que no dejarán pasar a ningún venezolano. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =