La semana pasada en la parroquia de Guaytacama, Agrocalidad realizó la clausura de un centro de faenamiento clandestino gracias a la denuncia ciudadana, por ello los operativos se intensifican.

Durante el desarrollo de la pandemia, el trabajo de los técnicos de Agrocalidad, está enfocado en el control y venta de carne como producto de consumo masivo; indicó que la semana pasada realizaron la clausura de un centro de faenamiento clandestino, ubicado en la parroquia de Cusubamba, actividad que se cumplió gracias a la denuncia ciudadana.

Chacón, señaló  que en lo que va del presente año, Agrocalidad ha realizado el cierre de cinco establecimientos clandestinos de faenamiento correspondiente a aves, cerdos, bovinos; recordó que en la institución en la provincia ha entregado sobre las 90 certificaciones a centros de faenamiento artesanales de aves, esto garantiza el ofrecer a la población productos cárnicos de calidad y apto para  el consumo humano; a ello se suman los seis centros de faenamiento municipal establecidos en cada uno de los cantones a excepción de Pujilí, sitios  que  cumplen  con la normativa, recordó que estos camales durante la emergencia sanitaria  no han parado su actividad y proveyendo un producto adecuado a la población.

Indicó que con vigencia de la emergencia sanitaria en la provincia aparecieron lugares de comercialización de cárnicos, sitios que vienen siendo regulados con el apoyo de los municipios, dijo que, con el paso de los días, estos negocios están regresando a sus lugares de adecuados de venta cumpliendo con las normativas que es el cumplimiento de la cadena de frío.

Operativos leche

Alex Chacón, indicó que, dentro del tema de la leche, la competencia de Agrocalidad es controlar el producto desde la finca hasta el acopio del producto antes de su industrialización, actividad que se ha intensificado durante todo el año, producto de la cual se han cumplido sobre los 50 operativos relacionado a leche y 25 a suero. Recordó que todas las industrias que procesan leche para la producción de quesos, y por ende generan suero deben estar registradas y al mismo tiempo saber cuál es el destino del suero, elemento que está siendo destinado para la alimentación animal y que en caso de salir el mismo debe salir tinturado.

Durante los operativos se ha identificado que ciertas industrias no están registradas dentro de Agrocalidad, llevando al cierre temporal de ocho industrias hasta que la empresa se registre y obtenga el registro como tal; en la provincia existen 160 industrias lácteas, de ellas, el 60% cuenta con la certificación, de igual forma, llevan controlados sobre el medio millón de litros de leche.