El fin de semana tuve la suerte de salir con mis papis y hermanos a recorrer las estrechas y mágicas calles de Latacunga e hicimos un juego muy entretenido, fuimos contando los semáforos instalados a lo largo del “Centro Histórico” y de paso contamos también los huecos, baches, cráteres, hondonadas, desniveles, hundimientos o como quiera llamar a los accidentes geográficos que “adornan” nuestra ciudad y se van haciendo más grandes con las lluvias de este invierno, le confieso estimado lector que no recuerdo si hay más semáforos que baches o más baches que semáforos, pero de que hay una crisis en el sistema vial de Latacunga, la hay.

       Puntos positivos: Los semáforos funcionan con energía solar (aplausos de pie), tienen cámaras que se conectan con el monitoreo de seguridad y utilizan luces led, es decir son -al menos en teoría- solidarios con el ambiente y aportan la sensación de control a las ya caóticas calles de Latacunga.

       Puntos en contra: Hacen un desfile entre sí, se suceden en medio de calles (y medias calles), no necesariamente están colocados de manera estética (sí, eso también importa) y finalmente aún no se entiende cómo se conectarán entre sí.

       Sumando y restando (como si la política pública fuera así), no están tan mal ¿o no? 3 cosas positivas, 4 negativas (+3-4=-1), solo van perdiendo por uno, si nos dicen algo bonito empatan y con otra cosa más hasta ganan ¡eh ahí el problema! NUNCA NOS DIJERON NADA y la justificación de su colocación e implementación se dio en las redes sociales del Alcalde Cárdenas, reproducidas después por las redes oficiales y nuevamente se inició el debate.

       Le confieso que la idea en general no me parece mala, varias ciudades han implementado sistemas automáticos de semaforización y les ha dado resultados, así por ejemplo (las comparaciones son odiosas) en Quito usted sabe que en la Avenida Amazonas si “le dio” verde en la Naciones Unidas, ese verde sigue hasta la República, entonces ese tramo complicado lo circula de manera medianamente rápida, lo mismo en la 10 de Agosto y la 6 de Diciembre, las tres vías longitudinales del centro norte capitalino ¿entonces cuál es el problema?

        Fácil, Latacunga tiene una sola calle longitudinal (la Quito), todas las demás se cortan en su avance por la urbe e incluso esa (la Quito), solamente tiene dirección Norte-Sur hasta la Rumiñahui, desde ahí se vuelve bidireccional y avanza hasta la Urbanización el Bosque (por cierto, ya vio el PARE de la Atahualpa donde también hay un semáforo, una intersección en T y una señal horizontal que impide girar hacia El Loreto), por lo que pensar en grandes distancias con semáforos sincronizados es quizá un despropósito en una ciudad que crece hacia el occidente y el oriente y aún no tiene vías de desfogue de ese tráfico (le recuerdo que la parroquia Eloy Alfaro es la más densamente poblada de Latacunga).

       Aún estamos a tiempo, los semáforos están colocados ya pero no empiezan a operar, por ende le propongo al Alcalde Cárdenas tres opciones que permitan que el tráfico fluya y le dé la prioridad al “peatón atlético” del que habló en su última entrevista este domingo:

1.   Ponga los semáforos solares, pero hágalos operar según cada intersección, así en la Unidad Nacional y Rumiñahui por ejemplo, que sean 4 puntos facilitando los giros y así evitando la congestión y los vehículos corchando “el cruce”.

2.   Si los va a sincronizar, hágalo, pero en toda la extensión de la calle, así si tiene verde en la Amazonas y Tarqui, que ese verde permanezca hasta la 5 de Junio al menos, eso permitirá que 6 intersecciones (la Tarqui, la General Maldonado, la Padre Salcedo, la Pastaza, la Guayaquil y la 5 de Junio) avancen sin inconvenientes.

3.   Pero primero BACHEE LAS CALLES, señálelas de manera adecuada, empiece a diseñar un sistema moderno de transporte público para una ciudad que crece, descongestione la red de mercados, la de servicios funerarios y lo mejor, amplíe las veredas, porque no todos los peatones somo “atléticos” como usted…. dijo en la última entrevista y si no podemos caminar en la ciudad de poco servirá mejorar las esquinas ¡Ah! Y los parqueaderos pa’cuando.

Desde estas líneas siempre tendrá el apoyo señor Alcalde, Byron como te he dicho desde niño, porque tu éxito es el de Latacunga y jamás me opondré a él, es más si quieres comentar temas de desarrollo o ideas locas cuando desees nos vemos, pero en orden, hagámoslo así. (O)