Autoridades de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), institución a cargo de organizar la aplicación del examen nacional de ingreso a la educación superior analiza la posibilidad de que las universidades retomen o asuman esa tarea. 

Este proceso se llevaría acabo una vez que las instituciones de nivel superior, indiquen que están listas para desarrollar el examen, lo que se prevé que ocurra en 2023 o, como máximo, a inicios de 2024.

José Vargas, coordinador académico de un centro de capacitación, destacó que hoy por hoy, los estudiantes deben rendir un examen aplicando a los cupos en varias universidades, si esta modalidad cambia, deberían rendir varios exámenes.

Es decir que, si un estudiante opta por la carrera de medicina, existen varias instituciones que ofertan la misma, por lo que se deberían dar varios exámenes, es por eso que el actualmente proceso tiene la ventaja de ser unificado.

Para el primer periodo del 2022 se inscribieron un poco más de 327.000 personas y lo rindieron 280.000.

Espera que las autoridades nacionales ultimen los detalles para que la organización sea eficaz en el examen de acceso a la educación superior, no obstante, menciona que la preparación debe ser fundamental por parte de los estudiantes.

Los conocimientos deben ser constantemente actualizados y para ello existen diferentes instituciones que puede ayudar a cumplir con todos los objetivos, recalcó nuestro entrevistado.