Sin lugar a dudas una de las formas más importante de servcio a la sociedad es a través de un ejercicio democrático serio y honesto de la política. Un tema que no es tomado en serio por la mayoría de personajes que se aventuran a la lid electoral.
Da verdadera pena que ciudadanos de alto prestigio profesional y grandes cualidades  de liderazgo se replieguen para evitar la contaminación de un medio donde prevalece el oportunismo, la coima, la perspectiva de sacar una buena tajada para beneficio propio o de un grupo específico.
El Ecuador jamás podrá salir adelante y especialmente cantones pequeños sin el compromiso serio de servicio de sus autoridades. Causa enorme rechazo la actitud de quienes llegan al poder,  se olvidan de sus ofrecimientos y se dedican a trabajar para acomodarse, como si nadie se diera cuenta de sus patrañas, sólo al final del recorrido ponen los pies en la tierra y comienzan un carrera frenética de proyectos que quedan inconclusos para no pasar a la posteridad como los peores de la historia. (O)