El tema de moda en el país, es que en lo poco que va de este gobierno, se ha endeudado más agresivamente que el anterior, una acción desalentadora y que hace pensar en que la situación económica del Ecuador es peor de lo que imaginamos.
Pero lo de fondo es que, estamos atravesando por circunstancias muy complicadas y hay que tomar medidas difíciles pero necesarias, como por ejemplo reducir de manera considerable el aparato burocrático y eliminar los impuestos e imposiciones que no dejan que despegue rápidamente la economía; medidas drásticas que si no se toman empeorará gravemente la economía nacional.
Se necesitamos un cambio real, el juzgamiento a los corruptos tomó un cauce muy rápido y eficiente que llenó de esperanzas a los ecuatorianos; pero ahora en temas como el de Petroecuador, se enfría la cosa y reiteradamente se juega a las escondidas, tapando todo para que no se descubra a los verdugos que se sabe quienes son y que están atrás de esta trama de corrupción.
Si verdaderamente se quiere cambios, el gobierno debe demostrar que no es parte de este tongo, debe comenzar por cambiar al Fiscal y poner a un representante que esté a la altura, que no tenga miedos ni compromisos que lo lleven a dejar todo esto en veremos, como es lo que está sucediendo en la actualidad y que se está convirtiendo en una bomba de tiempo, porque el pueblo está cansado y busca cambios de inmediato, pero si el tema económico se sigue agravando sin que se den cambios radicales, la bomba explotará inevitablemente.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 6 =