Silvio Guerra rememora la tradicional carrera ‘Quito Últimas Noticias’

0
344
José Jami, Antonio Chancúsig, Wilma Guerra, Néstor Jami, Nelson Fueltala, y Silvio Guerra, en el campeonato nacional de atletismo en Portoviejo, hace 30 años. Foto. NFM-

Recuerda en sus inicios su baja economía para participar en Quito, junto a Héctor Ayala, Nelson Fueltala Mejía, Armando García, Nancy Rosero, Marco Villacorte, entre otros.

Ese gran campeón que ha tenido y tiene el deporte ecuatoriano se llama Silvio Román Guerra Burbano, ahora radicado en los EE.UU., atleta nacional e internacional, ciclista y triatleta que va al Mundial de Ironman en Hawai, en enfoca en su comentario público en las redes sociales sobre la tradicional carrera ‘Quito Últimas Noticias’, que acaba de desarrollarse.

A vísperas de la tradicional carrera ‘Quito Últimas Noticias’.

Después de momentos de mucha euforia y la alegría que estamos viviendo con lo grandioso que Richard Carapaz en el giro de Italia, llegan momentos y memorias de mucha nostálgica después de haber conseguido 5 triunfos. Hay que también refrescar la memoria, especialmente para la dirigencia deportiva y las nuevas autoridades que poco o nada conocen o conocieron de quienes hicimos historia.

Allá por el año 1986 embarcados en un bus que nos transportaba de la ciudad de San Gabriel -Carchi con rumbo a la capital, mi madre Teresa Burbano, mi hermana Wilma Guerra, viajábamos en dos asientos 3 personas para ahorrarnos, porque íbamos con las justas de dinero, y pedir a los familiares en Quito que nos den una posadita.

También se sumaban varios amigos corredores de la época, Héctor AyalaNelson Fueltala MejíaArmando García PradoNancy Rosero, y Marco Villacorte. Llegábamos a Quito en post de correr la tradicional competencia; y también por querer ver a los héroes de esa época, Luis Tipán, Rolando Vera, Mario Tumipamba, que en paz descanse, así como Marcia Chiliquinga, Yolanda Quimbita las hermanas Graciela y Magdalena Caisabanda; así como algunos extranjeros, el famoso Víctor Manuel Mora (Colombia), que hacían presencia en la Quito últimas Noticias.

No sabíamos nada más que mover las piernas un poco rápido en busca de devorar piernas o el asfalto. Corríamos simplemente porque nos gustaba, sin pensar que estas carreras nos podían sacar de la pobreza y abrirnos camino hacia un buen futuro. 
Para 1987 ya éramos residentes en la capital, donde ingresamos al club CADE, un club de corredores de gente humilde y sencilla que nos abrió las puertas en manos del quien fuera mi primer entrenador oficialmente.

Aquí en el club llegamos aprender a correr más adecuado, lo que significaba correr con mejor técnica y reservando energía. En este año fui campeón en la categoría juvenil, haciéndome acreedor a un pasaje a la tradicional competencia de San Silvestre -Brasil, donde también gané como juvenil. Pero lo triste es que ni siquiera tenía zapatos para competir, y el club CADE con todos mis compañeros hicieron una colecta de $17000 sucres y me compraron mis primeras zapatillas Nike, uffff que lujo de zapatos. 


A partir de aquí, mi vida y la de mi familia cambió, había talento en los GUERRA BURBANO y tocaba explotarlo. El entrenador José Navarrete siempre se portó como un padre con nosotros, con sus consejos, el entrenamiento; un hombre muy bueno y generoso de su parte. El 1987 era mi segunda participación en la QUN, y este año es cuando queda marcado el futuro. Ésta es una competencia que todos queríamos ganar para dar un salto a la fama. Los siguientes años, 89, 90, 91, 92 ,93, siempre estuve en el podio, pero sin poder saborear el triunfo; y claro no era porque no quería, simplemente porque me enfrentaba a un poderoso Rolando Vera que, en su época como corredor, también era imparable como hoy lo es Richard Carapaz en su caballito de acero.


Empecé hacer temporadas en EE.UU., y le doy gracias a Rolando Vera quien fue el que me invitó para que compita y entrene en Boulder Colorado, donde hice de esta hermosa ciudad, el centro de entrenamiento para llegar hacer un corredor olímpico; aquí también es donde mi corazón buscó refugio. Aquí conocí a Rich Castro , quien me ayudó mucho haciendo las veces de entrenador y de representante; fue un hombre muy clave para alcanzar un perfil de atleta internacional, sin dejar pasar por alto y agradecer al Banco del Pichincha, por haberme dado el respaldo económico a cargo de Manuel Yépez

Para 1994 fue mi primer triunfo tan anhelado de esta prestigiosa carrera nacional e internacional QUN. Ya había alcanzado una madurez deportiva muy buena, especialmente con mis temporadas realizadas en Estados Unidos y en Europa. 
Para esto, tenía que estar rodeado de gente muy valiosa, Fabián López, que en paz descanse, y miembro del club CADE, se puso al frente como mánager; al mismo tiempo hago una muy buena amistad con Raúl Ricaurte quien se convirtió en mi entrenador por muchos años, y quien le dio la estocada final para hacerme un deportista ambicioso, haciendo que mis resultados lleguen a trascender por diferentes partes del mundo.


También tenía grandes amigos de la medicina, los galenos Patricio Maldonado, Óscar Concha, Óscar Vizuete, José Reinhart, y  Ney Dolberg que hasta ahora es un gran médico, pero sobre todo calidad de amigo que siempre está allí para sanear mis achaques.
Varios miembros de la familia de sumaron a estas aventuras de locos corredores, de andar corriendo por aquí y por allá. Wilma es la pionera y gracias a ella me hice corredor, ella es la que empezó y llegando a figurar siempre entre las mejores corredoras del país; y siendo una corredora de 2:38’ en maratón, nunca fue tomada en cuenta para estar en olimpiadas o mundiales en esta distancia. Siempre ocupó podios en la Quito Ultimas Noticias. Liliam que empieza a dominar la pista en campeonatos colegiales de medio fondo, y también carretera, llegando a ser campeona Nacional; y el menor de todos Vladimir que demostraba muy buenas aptitudes para ser un excelente corredor, también llegó a ser segundo en la ‘Quito últimas Noticias’, y el cual representó al país en diferentes torneos internacionales.

Avanzaron los años, y los periódicos hablaban del sucesor de Rolando Vera, por lo que no se equivocaron, ya que empiezo desde 1991 a superarlo a él y a sus récords nacionales que tenía en las diferentes distancias. 

1994 es mi primera victoria en la Quito Ultimas Noticias, haciendo que los fanáticos de las carreras, ya no sólo tengan un ídolo como lo fue y sigue siendo Rolando Vera, ya éramos dos que llenábamos las calles quiteñas, convirtiéndose en un río de gente.
En 1997, 1998, 2000, y 2001 fueron los años que levanté los brazos en señal de triunfo..
A estas victorias se suman un triunfo en el 2009 ya como Máster (+ 40 años) ocupando un honroso séptimo lugar en la general.

Mi participación en la Quito últimas Noticias fueron de muchos años, a estos triunfos se suman: 2do lugar en 1989; 4to lugar en 1993; 2do lugar en 1995; 2do lugar en 2006; este 2019 tenía todas las buenas intenciones de participar y ser el ganador de la categoría Súper Máster (Más de 50 años) lamentablemente una lesión en el talón izquierdo después de mi última participación en el IRONMAN de SANTA ROSA, me deja fuera de esta hermosa competencia, a la cual le soy y seré muy agradecido toda la vida por haberme dado la oportunidad de haber saltado al mundo de los que tenemos hambre de triunfo. 

Y claro sin antes y como siempre seré muy agradecido de mis padres por darme la vida, y hacer de mi un buen muchacho, especialmente mi madre que ha estado siempre allí conmigo; y que yo luego me convertiría en la inspiración de ella para que también llegue a ser una muy buena corredora en las diferentes categorías que ha participado, llegando a ser campeona mundial en los 5000m en su categoría 75-80 años.


Más hermanos, hermanas sobrinos, sobrinas también se contagiaron de las carreras he hicieron y hacen participaciones esporádicas en las diferentes competencias locales. Agradecer a mi familia que hacían un equipo de abastecimiento de primera para podernos abastecer en los diferentes puntos del recorrido. Ya en la noche, sea con o sin triunfos, íbamos a mi casa hacer tremendo relajo, a zapatear hasta que el cuerpo aguante; y no podía faltar una buena parrillada entre todos los rivales extranjeros y los amigos más allegados.

Un agradecimiento muy especial a todos quienes se volcaban a las calles quiteñas con flores y banderas con los colores de mi tierra linda el Carchi, y los colores patrios. UN ABRAZO. (Silvio Guerra). (D)