Sin duda que el famoso Socialismo del Siglo XXI dejó patas arriba la educación del país, sólo hay ver las manifestaciones de cientos de padres de familia afuera del distrito de educación, para darse cuenta del desbarajuste en el que se encuentra dicha institución.
Hoy en día es muy difícil entender cómo funciona este organismo, en el que se unificó instituciones primarias y superiores, se cerraron escuelas de la zona rural, se crearon las inservibles escuelas del milenio que muchas de éstas hasta la fecha ni siquiera funcionan, claro está, como le caracterizó a la década ganada, enormes infraestructuras con sobreprecio y en pésimas condiciones.
Sin duda que, si algo quedó fuertemente afectado en este país, fue el sistema educativo.
Por otro lado, los estudiantes no pueden acceder a las carreras que les gusta por el famoso examen Ser Bachiller, el que en muchos de los casos se ha convertido en un tremendo negociado, quien tiene plata puede entrar en algún instituto, buscando capacitarse para dar un examen con el que se logre ubicar bien, los demás tienen que esperar la suerte.
Hay denuncias de que se paga para que les coloquen en los mejores puestos, es decir todo es un completo desconcierto en donde queda más que clara, la corrupción que reina en estos procesos, sólo basta ver lo que es el famoso Yachay, para examinar la radiografía de la famosa Revolución del Siglo XXI, que dejó al país sin un norte.(O)