La delincuencia en el país se salió de control, hablar del tema sicariatos en la actualidad, ya no es solo hablar de Guayaquil, sino de todo el territorio nacional, como así lo informan los continuos reportajes periodísticos y policiales. 

Al parecer el gobierno está perdiendo la guerra, en estos últimos días se han registrado los niveles delictivos más altos conocidos, esta es una medida de que este tema se salió de control hace mucho tiempo.

El asunto carcelario sin duda es una de las causas del aumento delincuencial, al haber creado penitenciarias para más de 5 mil reos, las mismas se han transformado en pequeñas ciudades de la mafia, en donde en lugar de rehabilitar a los reos, se están formado criminales desalmados que no tienen el menor respeto por la vida, ni temor a Dios.  

Se debe dar un vuelco a la rehabilitación carcelaria, con lugares tan grandes e inmanejables, donde ni policías, ni militares, ni guías penitenciarios, tienen el control, es imposible conseguir un cambio, recordemos que, solamente hablando de la provincia del Guayas, existe más del 40 % de hacinamiento en las cárceles.

Con un trato inhumano como el que se vive en estos lugares, estos se convierten fácilmente en el caldo de cultivo, para la formación delictiva.

No podemos creer que, en el caso de la cárcel de esta ciudad, la penitenciaria que, algún día fue de máxima seguridad, ni siquiera cuenta con servicio permanente de agua potable, en esa precariedad, tiene que sobrevivir más de 5 mil reos, habiendo a tan solo 90 kilómetros, un penal como el García Moreno, abandonado, que en la actualidad podría aliviar esta triste realidad en la que viven seres humanos, que justamente por esta situación cruel, se les hace imposible rehabilitarse.  (O)