Carlos Noroña, Secretario General del Sindicato de Choferes. FOTO N.CH. LA GACETA

Mientras que los usuarios criticaron que algunos buses elevaron el cobro del pasaje y realizaron solo viajes directos.

Frente a las movilizaciones desarrolladas por el Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi el Sindicato de Choferes de la provincia manifestó que esta medida genera preocupación y sobre todo pérdidas económicas a los propietarios de las unidades que brindan dicho servicio a nivel interprovincial.

Carlos Noroña, Secretario del Sindicato de Choferes sostuvo que sí hay que reclamar por la alza de combustible, pero que se debe llegar a un diálogo y evitar esta medida que genera pérdidas económicas para todo el país.

Mencionó que en la mañana al llegar al terminal fueron notificados que no pueden movilizar los buses principalmente a Ambato y para quienes decidían viajar tomen las rutas alternas “las rutas de desvío no están en buenas condiciones y que se demorará mucho tiempo en llegar a su destino”, acentuó.

Subrayó que en la mañana los transportistas prefirieron viajar a Quito ya que ahí la vía estaría despejada; sin embargo los usuarios reclamaron a las autoridades por no controlar el abuso por parte de algunos conductores que aprovecharon esta medida para cobrar altas tarifas y coger pasajeros directos entre Ambato-Quito cobrando entre 4 y 5 dólares mientras que cogían rutas intermedias igual se veían obligados a pagar un valor similar.

El Secretario del gremio de conductores profesionales mencionó que esta medida de protesta es en reacción a los problemas de incertidumbre y preocupación que genera la inseguridad y actos delictivos además del alza de precios en el combustible y de los distintos productos que también se han incrementado. (I)