Técnicos de la Politécnica Nacional durante la sociabilización. FOTO W.C. LA GACETA

El estudio presentado por técnicos de la Politécnica Nacional permitirá determinar las zonas de baja, mediana y alta amenaza dentro del cantón Latacunga producto de los lahares del volcán Cotopaxi, Rafaela Holguín dijo que en sitios de alto riego el Municipio no permitirá asentamientos humanos, pero si en zonas de mediano y bajo impacto.

Ayer en horas de la mañana, técnicos de la Escuela Politécnica Nacional, ante la presencia de autoridades municipales, empresarios, representantes barriales, de la Policía, Fuerzas Armadas, Bomberos, presidentes de juntas parroquiales del cantón Latacunga, sociabilizaron el estudio de delimitación  del grado de amenaza por el tránsito de lahares primarios del volcán Cotopaxi a través de una simulación numérica bidimensional.

Gladys Vaca, presidenta de la Comisión de Obras Públicas del GAD Municipal de Latacunga, dijo que los resultados del estudio se constituye en un insumo fundamental para avanzar en la construcción de la Ordenanza de Uso de Suelo del cantón, apuntó que el objetivo de la sociabilización del estudio, permite continuar con el aporte de la población en la construcción de la Ordenanza.

Dijo que la sociabilización permitirá recabar criterios sobre el documento presentado por la Escuela Politécnica Nacional, que servirá para aprobar un documento que aporte al  desarrollo del cantón, dijo Vaca.

Ximena Hidalgo, técnica de la Escuela Politécnica Nacional, dijo que el objetivo de la institución mediante este estudio es coordinar y facilitar la participación técnica, científica para resolver temas específicos como el de lahares del volcán Cotopaxi. Dijo que el estudio entregado al Municipio es fruto de un trabajo multidisciplinario realizado hace unos 15 años, hecho que nos ha permitido conocer de forma más profunda el comportamiento del volcán Cotopaxi, dijo que el estudio elaborado con el apoyo del Instituto Geofísico, y otras entidades IGM ha permitido obtener una información de calidad necesario para cumplir los objetivos de las numeraciones numéricas.

La técnica comentó que el estudio fue efectuado bajo el escenario 3 que significaría una erupción grande del volcán Cotopaxi, es decir similar a la erupción ocurrida en 1877, dijo que el drenaje producto del lahar dentro del escenario tres sería de 60.2 millones de metros cúbicos de lahares que se estarían repartiendo a lo largo del drenaje sur, debido a la reducción del casquete glaciar; aclaró la técnica que en la erupción del 1877 se tuvo un volumen de 100 millones de metros cúbicos de lahares primarios los que se movieron por los diferentes caudales de la parte sur del volcán.

Rafaela Holguín, edil del GAD Municipal de Latacunga, dijo que el estudio sociabilizado por la Politécnica Nacional permitirá determinar las tres zonas de baja, mediana y alta amenaza dentro del cantón Latacunga, por lo tanto, la información servirá al ente municipal establecer cuáles serían las normas para construir en cada una de las tres zonas.

Holguín dijo que, según los estudios realizados, la altura de los lahares sería de siete metros sobre el puente Benjamín Terán, de igual forma superaría sobre el puente de la Marqués de Maenza, apuntó que en sitios de alto riego el Municipio no permitirá asentamientos humanos, pero sí en zonas de mediana y bajo impacto.

Dijo que las zonas de alta amenaza no se quedarán sin uso de suelo, se dará la posibilidad para un uso comercial, industrial, agroindustrial, aclaró que el espacio no quedará  como zona muerta

Apuntó que varias zonas habitadas, ubicadas a las riberas del río están en zonas de riesgo, por ello según la técnica de la Escuela Politécnica, los entes respectivos deberán analizar a mediano y largo plazo la posibilidad de reubicar, apuntó que en las zonas de mediana amenaza si se podrán construir viviendas unifamiliares.

Luis Eduardo Chasi, presidente de la ciudadela Nueva Vida, ubicada en la parte norte de la ciudad, sabemos que el estudio de un trabajo técnico que ha permitido caracterizar la amenaza, por lo tanto la inquietud del dirigente es qué tipo de soluciones van a dar a la zona considerada dentro de la amenaza alta, donde está inmersa la ciudadela Nueva Vida, sitio que tiene una población bastante alta, lo que ha llevado a estar pendiente de este problema, apuntó que entre las medidas está la prohibición de nuevas  construcciones y la reubicación en un periodo de 15 años a lugares  considerados seguros, en este marco, el pedido a las autoridades es la realización de obras de mitigación en la zona. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho − tres =