La inoperancia de la Asamblea permitió que pase intacto el texto de la Reforma Tributaria, más de un mes perdido en el análisis, para que los amigos del correato se hagan de la vista gorda y dejen pasar la misma, con mucha facilidad.

Para muchos este fue un tema de ignorancia, para otros hubo acuerdos jugosos bajo la mesa, lo cierto es que el día de hoy el gobierno cuenta con una gran herramienta para recuperar más rápido la economía, eso sí, temas como el que no se podrá deducir impuestos en ciertos sectores, también podría ser contraproducente, el gobierno mismo tendría que analizar muy bien ciertos puntos que, podrían ocasionar graves afectaciones, recordemos que nos encontramos en una muy dura crisis económica, que venimos arrastrando del correato y que, estamos tratando de salir de las profundas secuelas de una gravísima  pandemia, que nos paralizó por cerca de dos años.  

En fin, el panorama que se pinta para el país es alentador, nos encontramos con un excelente precio del petróleo, sin tener muchos subsidios y con un aparato burocrático se está disminuyendo, el riesgo país sigue bajando de manera firme y hay muchas expectativas de inversión en nuestro país. 

El complemento que faltaría, es la aprobación de la legislación laboral, un tema que es considerado como el talón de Aquiles en la actualidad, por el desempleo que asfixia y que se ha convertido en presa fácil de vicios como el del narcotráfico, que ha cambiado por completo la paz, en la que se había desarrollado nuestro país.