El Desarrollo Sostenible se refiere a la satisfacción de las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de satisfacer a las generaciones futuras, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del ambiente y bienestar social, señalado en el informe de la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo que sirviera de base para la Conferencia de Naciones Unidas de Río de Janeiro en 1992.

Esta definición, tan escueta como poco esclarecedora, deja muchas puertas abiertas para que gobiernos y empresas multinacionales realicen su propia y conveniente interpretación, amparándose en la necesidad del crecimiento económico, para así satisfacer las necesidades de consumo de las generaciones presentes; lo que ha desencadenado un despliegue de acciones como: una forestación con especies no nativas, el desmedido aumento de la producción de bienes de consumo y hasta la cobertura de tierras fértiles con especies transgénicas; que intentan ampararse bajo esta ambigua definición. Pues no es necesario un mayor desarrollo económico que el actual para que el 100% de los habitantes del planeta pueda vivir saludablemente sin privaciones.

Que haya miles de millones de pobres no es producto de que el desarrollo económico no fuera suficiente para todos. En los últimos cuarenta años, hubo un gran crecimiento de la riqueza producida en el mundo, posiblemente hemos tenido la mayor tasa de crecimiento económico de la historia. Sin embargo, las desigualdades, los pobres, los indigentes, los que no tienen acceso al agua potable, las enfermedades infectocontagiosas y la mortalidad infantil, han aumentado drásticamente. Este hecho se debe a que hay grupos de personas con ingresos anuales que superan a los de países enteros, cuyos gastos personales energéticos podrían alcanzar para iluminar poblados completos y que dejan una huella ecológica que es más profunda que la de cientos o miles de personas de bajos recursos.

El Desarrollo debe ser Sustentable, pero esto no significa que podemos tener un desarrollo económico ilimitado, sino que debemos tener un desarrollo basado en la redistribución de la riqueza, en el crecimiento cultural y social, en posibilitar el acceso a una vida digna a los que no la tienen, en la alfabetización, el respeto por la naturaleza y en el uso de tecnologías que permitan reducir significativamente el impacto ambiental de la producción de bienes de consumo.

De acuerdo a su definición, el Desarrollo Sustentable desarrollo sostenible consiste en la administración eficiente y responsable de los recursos naturales para preservar el equilibrio ecológico, a fin de garantizar la distribución equitativa de tales recursos en el presente y su disponibilidad para las generaciones futuras, contando con tres factores claves: sociedad, economía y ambiente. Tanto lo sustentable, como lo sostenible se basan también en el reciclaje, así como en el aprovechamiento de recursos. Es decir, son amigables con el medio ambiente.