Las calles de algunas ciudades del país se han convertido en campos de batalla, una completa rivalidad por la venta de droga, y es que el tema, es que en Ecuador existe sobreproducción de droga, y las diferentes bandas se pelean por defender sus sectores de distribución y comercialización.
Pero hoy el tema sube de nivel y ya comenzaron a aparecer los famosos coches bomba, en días atrás hubo la explosión de dos de estos artefactos, en uno de ellos se encontraba un exfiscal.
El país enfrenta a una nueva realidad, antes estos actos de extrema violencia, sólo sucedían en países como Colombia o también de las guerrillas en medio oriente, hoy Ecuador se está poniendo al mismo nivel de los lugares más peligroso del mundo.
Sin duda que detrás de esta cadena de violencia, no sólo se encuentran las famosas mafias del narcotráfico, es difícil decirlo, pero hay muchos intereses políticos, detrás de convulsionar al país, para que el actual gobierno se vea como un fracaso.
Esperamos que la vista del presidente Lasso a Israel haya traído ideas nuevas, para cortar de raíz estos ilícitos, que se encuentran fuera de control, estamos en manos de la delincuencia. Cómo nos atrevemos a juzgar en los momentos actuales a un juez o fiscal, si sabemos que, en cualquier momento, si no se someten a los requerimientos de las mafias, vuelan por los aires sus vehículos o matan a miembros de sus familias.
El tema está fuera de control y tanto uniformados como servidores judiciales, no tienen leyes ni elementos que los protejan del chantaje, si no se hacen cambios radicales y profundos en las leyes, difícilmente se podrá terminar con esta cadena de violencia que no deja de crecer. (O)