En este tiempo donde la naturaleza pone a prueba nuestras defensas con el covid-19 y todos los otros virus que están en el ambiente, tenemos que tomar medidas.

La principal medida de prevención es no salir de  casa, pero dentro de casa la situación no es fácil de manejar si nos ponemos muy aprensivos y a pensar en cosas negativas.

Primeramente debemos darnos cuenta de que si tomamos todas las medidas de prevención debemos estar tranquilos,  y no desesperar a los demás familiares demostrando nerviosismo, ya que no ganamos nada al preocupar a las personas que conviven con nosotros.

En casa hay que darnos ánimo unos a otros, porque todo es pasajero.

Podemos hacer varias actividades para pensar en otra cosa, como algún ejercicio de estiramiento, leer un libro, tener a la mano juegos de mesa, cocinar algo que nos guste, aprovechar para arreglar cajones, despensas, cocina; arreglar algún aparato eléctrico, aspirar, barrer, jugar con los niños, contar historias, y especialmente, dedicar unos minutos para orar por el mundo entero.

Debemos consumir mucho limón y naranja en jugos o té, se ha comprobado que las verduras y legumbres bien lavadas suben mucho las defensas, especialmente el tomate riñón, tiene grandes propiedades.

Seamos conscientes de que estar en casa no es tan malo como parece, ya que es un tiempo también de reflexión ante todo lo que está pasando en el mundo entero.

No seamos egoístas saliendo a reuniones en estos momentos, ya que si bien podemos estar sanos podemos ser contagiados y llevar el virus a casa. 

Una palabra de aliento a alguien por teléfono, un mensaje puede también contribuir a que las personas se sientan mejor.

No vayamos al trabajo si tenemos síntomas de resfrío ni tampoco saquemos a los niños, hay mucha gente más vulnerable que otra y que tiene riesgo mayor.

El mundo nos pide auxilio, nos pide ser más responsables con la naturaleza, con el agua, con la vida. Todos podemos salir de este círculo si nos cuidamos unos a otros, por eso la casa no es lo peor que nos puede pasar, es el momento de demostrarlo.(O)