Los estudiantes de la Universidad Central dan apoyo técnico.

Desde hace cerca de 20 días están instalados ocho de nueve extensómetros en Cachi Alto, conforme a los resultados preliminares se ha sugerido recuperar el equipo técnico, articular las mesas técnicas del cantón Pujilí y trabajar en el fortalecimiento de las capacidades comunitarias como son los comités comunitarios y las brigadas de emergencias.

En la comunidad Cachi Alto, del cantón Pujilí, frente a los deslizamientos que se estaban dando y que llamaron la atención por la intensidad, que hizo el aparecimiento de ciertas grietas.

Estudiantes de la Facultad de Ingeniería en Geología, Minas, Petróleos y Ambiental de la Universidad Central del Ecuador instalaron como parte de un proyecto de vinculación unos extensómetros que permiten tener mediciones que orientan a la toma de decisiones, esto en apoyo con el Gobierno Provincial, a través de la Unidad de Gestión de Riesgos de Desastres.

A la par el Municipio de Pujilí con su Unidad de Gestión de Riesgos está coordinando los trabajos con la comunidad y actualizando conocimientos mediante brigadas y desde esta semana se empezará con los ejercicios demostrativos o los llamados simulacros para luego avanzar con la comunidad y posterior una simulación con las autoridades para estar preparados y poder apoyar a la gente de esta zona en caso de que suceda un evento, explicó Diego Molina, técnico de la Unidad de Gestión de Riesgos  de Desastres.

De los nueve extensómetros programados para instalar se ubicaron ocho, por el factor climático no se pudo ubicar a uno; sin embargo, actualmente están en funcionamiento hace cerca de 20 días, a la vez se ha colocado una estación base para el monitoreo y que según Molina facilita tener información que es recabada tanto por las unidades operativas como por estudiantes que cada fin de semana están en la zona.

Debe existir una cierta periodicidad para la obtención de resultados preliminares y luego ser analizados, los datos son emitidos al Municipio de Pujilí y al Gobierno Provincial con recomendaciones, aunque Molina no detalló cuales son los resultados indicó las sugerencias que se ha emitido entre ellas esta: recuperar el equipo técnico disponible, articular con las mesas técnicas del cantón y trabajar en el fortalecimiento de las capacidades comunitarias como son los comités comunitarios y las brigadas de emergencias.  

Los sectores juegan un papel fundamental y las comunidades Cachi San Francisco, Cachi Santa Bárbara, Cuturiví son estructuras organizadas y como vivieron el terremoto de 1995 en Pujilí hay como una percepción del riesgo y han decidido colaborar en los procesos, precisó Molina. (I)