Culqui pertenece al movimiento SUMA listas 23. FOTO J.P. LA GACETA

A sus 43 años Oscar Culqui tiene experiencia en manejo de empresas, y fue vicealcalde de la actual administración municipal. Enfoca su propuesta a crear polos de desarrollo en zonas seguras.

Oscar Aníbal Culqui Sinchiguano,  nació en San Buenaventura el 15 de abril de 1975, está “felizmente casado” con Sandra Aquino desde hace 22 años y tiene tres hijas a quienes define como su razón de ser y motivo de vivir.

Su formación es técnica y empezó en el entonces colegio Ramón Barba Naranjo, se preparó en el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap), ahí se recibió como técnico matricero.

Culqui aprendió de su padre a generar tecnología útil, el conocimiento vivencial y académico que tiene en materia empresarial le ayudaron a generar sus principales propuestas: crear una empresa de producción en una zona segura (Mulaló), para ello planea adquirir una planta de asfalto, “necesitamos mejorar la vialidad, qué mejor si es con nuestros propios recursos”.

La creación de una fábrica de producción de adoquines (tradicionales y ornamentales), también está en sus planes. Debido a que este es uno de los elementos más requeridos por la Municipalidad en la ejecución de obras de mejora en las distintas parroquias, “debemos dejar de comprar en otras ciudades, podemos producir aquí y generar trabajo a nuestra gente”.

A la par se crearía una fábrica de tubería de plástico PVC, la que existe en la ciudad, según Culqui, ya cumplió su vida útil y es necesario cambiarla, “está en un estado terrible, eso daña la salud de los consumidores, hay que pensar primero en la vida y después en la obra de cemento”.

Considera que uno de los principales problemas que vive la urbe latacungueña es el aumento de comercio informal; dentro de su gestión crearía nuevos espacios e infraestructura para que los comerciantes puedan trabajar con tranquilidad, apegados a la ley y dejen las calles.

Para lograr que en la ciudad se desarrolle el turismo Cuqui está convencido que primero deben volverla una urbe segura, para ello exigirá que el Gobierno cumpla con Latacunga las obras de compensación al haber implementado en su terruño el Centro de Rehabilitación Social más grande de la Sierra Centro Norte.

Solicitará la colocación de cámaras de seguridad del ECU 911, señaló que en la ciudad existen únicamente 70 cámaras mientras que en Ambato habrían más de 300. El exvicealcalde considera que la seguridad y el turismo es uno de los ejes que puede permitir el despegue del Aeropuerto Internacional Cotopaxi, las compañías aéreas verán como atractiva la posibilidad de operar en una ciudad organizada, segura, turística.

Le preocupa las personas que aún viven en zonas que la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) calificó como inseguras en caso de una eventual erupción del volcán Cotopaxi. Piensa que lo más acertado sería gestionar para movilizarlas a sectores seguros. Los lugares de riesgo se deberán convertir en áreas verdes, parques lineales de recreación donde se pueda asistir momentáneamente a divertirse.

Si llegará a la Alcaldía su administración será inclusiva y participativa; se hará uso de la silla vacía para que la población sea parte de los procesos que se gestan en pro del desarrollo.  (I)