Por: Víctor Hugo Andrade L.

FENIX CORP.

 victorhugo@adsecuador.com

La pandemia provocó que mucha gente se transforme, afortunadamente para unos resultó positivo y para otros los resultados han sido negativos. Como testigo, pude ver que en poco tiempo empresas cambiaron su giro de negocio adaptándose a la nueva realidad, empezamos a fabricar mascarillas, trajes de bioseguridad, sólo por citar unos ejemplos. En suma, no quiero hablar de lo malo, pues eso dejémosles a los políticos y al decir eso creo que ya sabemos a qué me refiero.

Oportunidad para unos, fracasos para otros, tal vez no estuvimos preparados o nuestros gobernantes no quisieron que lo estuviéramos; al esgrimir esto lo manifiesto con mucha pena, diciendo que nuestro sistema educativo cada vez va en decadencia, al contrario de los países desarrollados.

Vivimos en un mundo cada vez más tecnológico y mostrarse ajeno a esta realidad es imposible. Observo una enseñanza basada en el docente y no basada en el estudiante, en este contexto creo que el sistema educativo debería reinventarse para tener un rol importante en la sociedad actual, a fin de construir una sociedad mejor.

La docencia debería repensarse a sí misma, innovando con el uso de tecnología orientada a la organización de la información sin subordinar las TICs a los modelos de enseñanza tradicionales existentes.

Las Tics incorporadas a las aulas como herramientas para la innovación social con la firme voluntad de formar estudiantes de calidad y no solo convertir a los estudiantes en consumidores de información, lo que se deriva en creadores y no solo en buenos hacedores, en otras palabras, formar líderes, gerentes, empresarios, en caso contrario solo estaremos agrandando la clase obrera.

Lo importante es desarrollar estrategias dirigidas a los estudiantes, para que aprendan a aprender haciendo, que desarrollen la habilidad para crear competencias que a lo largo de su vida les permitan seguir generando conocimientos, frente a las nuevas fuentes de información y que tengan la capacidad para seleccionar, procesar y ejecutar planes de vida.

En el tiempo de la pandemia se pudo desnudar la fragilidad de la sociedad de no poder manejar información, lo que deja claro es que estamos siendo fácilmente manipulados por las redes sociales, tomamos como verdad cualquier cosa que sale sin verificar fuentes, veracidad, etc.  Lo anterior me preocupa sobremanera, ya que una sociedad que es de fácil manipulación esta condenada a vivir en una crisis social y económica, debido a ello la sociedad se pone a la par de la economía en cuanto a los nuevos desafíos en el desempeño.

En la actualidad a muchos les costó acostumbrarse a la modalidad de teletrabajo, a nuestros niños aun se les complica y creo que el 99 % de las madres de familia está sentado junto a sus hijos recibiendo clase virtuales.

De ahí la necesidad de replantear la metodología de enseñanza, ya que para muchos las aulas virtuales eran hasta hace poco desconocidas y el desconocimiento de las herramientas tecnológicas ha llevado a algunos maestros a cometer muchos errores que esperamos los vayan corrigiendo, ya que la modalidad de aula virtual seguirá siendo la modalidad principal. También resulta importante mencionar que la tecnología es una herramienta muy importante. De igual forma, el desconocimiento nos puede causar problemas enormes, ya que podemos ser víctimas de fraudes informáticos, de ahí la importancia de que los padres se conviertan en guías y pongan límites sobre el uso de la tecnología.

Ahora debemos nosotros buscar las herramientas que se acoplen a nuestras necesidades y realidad, ya que contamos con una gama amplia que puede convertirse en aliada para nuestras actividades laborales y personales.

“El acceso a más información nos permite posicionarnos frente a los demás de un modo diferente

También es cierto que mucha gente dueña de negocios se ha quedado estancada en el pasado, aún tiene la esperanza de que ya mismo pasa todo esto y volveremos a estar igual que antes.  Lo siento mucho, pero esto ya no volverá a ser como antes, y si no aplicamos cambios estamos condenados a quedar fuera, por otro lado, aquel que aplique cambios innovadores y se apoye en la tecnología será el que lidere los mercados, por eso nuestro llamado a tomar acción, nada cambiará si seguimos haciendo lo mismo, si queremos resultados diferentes entonces a reinventarse.(O)