El tiempo sigue su marcha, es el comienzo de diciembre y el final del año y nos permite decir unos pensamientos.
Pensamientos que los teníamos guardados y que deben salir a flote para que no sigan guardados y sean utilizados en el testamento del año viejo.
Digamos que ha pasado noviembre y debemos esperar diciembre el último mes del año. Vendrá el otro; pero primero debe terminarse el actual y esperar que se termine el puente del Salache y que quede en buen estado el puente de San Felipe.
Claro que el nuevo año nos traerá sorpresas, se llevarán a cabo las nuevas elecciones. No sabemos el resultado; pero ya se sabe que el actual alcalde trabajará para la reelección.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − dos =