La verdad es que la paralización de once días dejó fuertemente afectada la economía del país, pues muchos empresarios han manifestado que esta quincena quedó prácticamente anulada, por la falta de recursos durante estos días, en los que no se pudo transportar ni negociar absolutamente nada, especialmente en el sector de la serranía ecuatoriana.
Por ahí algunos grupos nuevamente están incitando a realizar paralizaciones; sin embargo la situación actual del país, no da para más, quienes tienen trabajo, podrían quedar una quincena más sin recibir su salario, ya que ha ido a otro nivel la convulsión nacional; pero nada está seguro, tranquilamente se puede cambiar la imagen de los que hoy se creen héroes y a quienes al parecer se les subió rápidamente los humos a la cabeza.
Que no se equivoquen todos estos líderes, que por lo visto tienen un rabo de paja muy grande, de héroes tranquilamente pueden acabar como villanos, como así terminaron los señores de la transportación, a los que se les sacó todos sus cueros al sol y quedaron señalados malamente por todos los ecuatorianos, los que ya no estamos dispuestos a soportar a los dirigentes millonarios, que viven de la ignorancia de un pueblo que poco a poco sigue despertando y dándose cuenta de la manipulación de estos grupos privilegiados que viven acomodándose en la dirigencia y la politiquería.(O)