En la jornada de vacunación. (Foto SNAI)

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores,(SNAI), coordinó con el Ministerio de Salud Pública el plan de vacunación contra el COVID-19, dirigido a toda la población penitenciaria.  

Bolívar Garzón, director del CPL Cotopaxi N°1, presentó la planificación y el cronograma que permitió que los galenos inoculen a 3.812 personas privadas de libertad (PPL) en una jornada de cuatro días.  

Desde la Gobernación de Cotopaxi se coordinaron los roles que cada institución debía cumplir. En este programa participaron 10 brigadas médicas del Ministerio de Salud Pública, 20 servidores públicos del CPL Cotopaxi N°1, 30 agentes de seguridad penitenciaria y 10 del Grupo Especial Alfa Penitenciario (GEAP); mientras que 200 servidores de la Policía Ecuador prestaron su contingente en la seguridad externa del punto de vacunación.

“Uno de nuestros principales objetivos, sin lugar a duda, es la salud de nuestras personas privadas de libertad, por lo que planificamos cómo desarrollar la vacunación sin que se presenten inconvenientes que pongan en riesgo la seguridad de este centro penitenciario. Todo se cumplió como estaba previsto; y nuestro segundo compromiso será restablecer las visitas para el mes de octubre”, enfatizó Bolívar Garzón.  

La inoculación se desarrolló en la sala de visitas de las etapas de mínima y media seguridad. La vacuna que se aplicó a las PPL de entre 18 y 59 años de edad fue la CanSino (unidosis); mientras que las PPL mayores de 60 años recibieron  la vacuna AstraZeneca.  

Ricardo Cedeño, coordinador de salud, manifestó que “para las personas adultos mayores se coordinará una nueva jornada de vacunación para la aplicación de la segunda dosis de AstraZeneca, es decir dentro de 84 días”.