Pese a que Byron Cárdenas, alcalde de Latacunga en una eucaristía frente a la Virgen de El Salto se comprometió a continuar con los trabajos hasta el momento no se ha cumplido y los daños continúan.

Pablo Poveda, morador de El Salto, manifestó que al finalizar la administración municipal anterior los trabajos en la iglesia de El Salto se ejecutaron en un 50 %,  con el cambio de autoridades municipales los trabajos se suspendieron, han pasado más de dos años y hasta la fecha no se han retomado los mismos.

Indicó que entre los ofrecimientos realizados se encuentra la Ruta de las Iglesias con la finalidad de atraer el turismo y una de las iglesias a ser visitadas es el santuario de El Salto, lo que quedo ahí y no existen avances.

Explicó que los trabajos no se pudieron continuar porque encontraron un mural en la pared y en el altar principal encontraron unos ángeles de piedra lo que hace que exista mayor presupuesto y le llama la atención que no se han cumplido con los ofrecimientos realizados en la campaña uno de ellos finalizar la obra inconclusa.

“Frente a la virgen latacungueña, le ofreció ser el mejor alcalde de Latacunga y hasta el momento no se ha cumplido, con el respeto que le tengo al alcalde solo llamarle la atención y pedirle que cumpla con lo ofrecido porque el ser humano cuando da su palabra debe cumplir porque eso dice mucho de la esencia de una persona”, aseveró.

Poveda realizó el pedido al Burgomaestre de Latacunga, para que se reubique la estatua de la Virgen de El Salto ya sea el ingreso norte o sur de la ciudad, porque en la actualidad en la gruta donde se encuentra se le ha manchado el rostro, además que el lugar es utilizado como una letrina y donde los delincuentes hacen de las suyas detrás del monumento, algo que es indigno.