Poca presencia de clientes hay entre semana en el Centro Comercial Popular. FOTO M.S. LA GACETA

Hoy 15 de agosto se cumple tres años de la falsa alarma de la erupción del volcán Cotopaxi, ese día afecto a grandes sectores económicos de la ciudad y provincia y más que todo a los comerciantes que hasta el momento aducen que no se han podido recuperar.   

Michel Zapata, acompaña a su mamá al negocio de venta de ropa en el Centro Comercial Popular, indicó que las ventas no se han mejorado y en su momento hubo ciudadanos que salieron de este cantón, con el paso del tiempo tuvieron la esperanza de que se pueda mejorar esta realidad, pero no fue así “ni siquiera el 50% se estaría comercializando porque la venta ha disminuido más de lo que uno esperaba”, expresó la joven.

Dijo que cada año por temporadas se incrementa el expendio de ropa, pero también hay el decremento, es decir hay días que pueden vender hasta 200 dólares mientras que en otros que llegan hasta los 25,00 dólares que equivaldría el comercio de una prenda.

Otras de las preocupaciones que siempre está presente en los negociantes es el pago del arriendo que es cancelado de acuerdo al área que es ocupada, en este caso paga 150 dólares, “a veces se logra reunir porque también se sale con mercadería a otras provincias”. Finalizó.

Esta misma situación tiene Alexandra Ayala, quien expresó que las ventas están muy bajas “con el volcán disminuyó mucho más incluso la gente no compra como antes”, uno de sus pedidos es que las autoridades ayuden con publicidad para que los clientes entre a este centro de expendio y se pueda cubrir el arriendo que en esta situación paga 200 dólares incluido los servicios de electricidad y agua. Según relató que a veces logran comercializar hasta dos prendas que corresponde 30 dólares.

En el segundo piso está la sección de calzado Franklin García, es uno de los negociantes, explicó que con la falsa alarma las ventas bajaron de un 100% a un 40%, pero se están activando poco a poco “en lo personal si ha habido fluidez de gente”, en cuanto al arriendo manifestó que las autoridades expresaron que en el momento que se cancele en su totalidad el préstamo para la construcción del espacio habría la posibilidad de reducción, pero hasta el momento no hay una disposición.

Wilson Panchi, administrador del Centro Comercial, reveló que con la alerta del coloso hubieron cambios, sin embargo, agradeció a la población latacungueña que está visitando el espacio y existe mayor movimiento especialmente los días sábados.

En el sitio en el cuarto piso se instalaron las oficinas de la Dirección de Servicios Públicos, hecho que ha permitido que llegue más ciudadanos y conozcan de los productos que ofrece esta casa comercial, pese a esto no hay un dato aproximado de cuantos hombres y mujeres ingresan.

Hay algunos comerciantes que al ver que no les resulta su negocio proceden a entregar los locales para que no se acumulen los cánones de arrendamiento; pero existe cartera vencida y hasta el fin de mes se procederá a cerrar cerca de 40 locales.  Panchi, explicó que el Alcalde ha dispuesto ayudar con la reducción del arriendo, para esto se ha hecho un oficio ha solicitado a la Dirección de Avalúos y Catastros una evaluación de los espacios comerciales y al momento sólo están esperando la información del Departamento Financiero y una vez obtenido el análisis económico dará su punto de vista y ver si es factible la situación.

En este momento en el Centro Comercial existen 400 locales además de las islas que también pagan su arriendo. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 3 =