Triste caída ha sido de los futbolistas sudamericanos.
Nos acostumbramos a verles de reyes; pero era una idea de los años.
La verdad es que se jugó el mismo fútbol. Eso de los pases de jugador a jugador, eso de arrimarse a las alas, era un recurso del fútbol que creímos era la última palabra. Eso del juego bonito, eso de Pelé. Eso de Maradona, era un recuerdo; bien aprovechado por los de este lugar de América, pero la verdad es que se enseñaron; pero eso de las montoneras en el arco para no dejar pasar la bola. Eso de anular al mejor jugador contrario. Hemos visto y nos ha hecho creer que estamos lejos de la verdad.
El fútbol que nos acostumbramos a ver es una cosa y la verdad es otra.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here