En Aláquez desde sus páramos se puede observar toda la belleza natural. FOTO M.S. LA GACETA

La religiosidad y el amor por su parroquia se mezclan en los pobladores de Aláquez, al potenciar sus atractivos turísticos y a la vez avivar sus festividades en honor a su patrono, a la semana ingresan más de 400 personas y al mes cerca de 1800 a 2000 mil personas.

Al noreste de Latacunga se asienta San Antonio de Aláquez, parroquia rural del cantón, conserva una superficie de 142 kilómetros cuadrados y está a una altitud de 2948 metros sobre el nivel del mar.  Entre las características que se destaca esta parroquia es por la bondad de su gente y por la cordialidad en recibir a sus vistas.

Este lugar ofrece atractivos turísticos naturales disfrutando de sus bondades ya sea del páramo de Pasanche, el Yeguahuasí, Tamia Corona, Cerro Quilindaña,  Cerro el Morro, Cerro del Coto Amina, Valle de los Chillos Tingo, Laguna El Qulindaña, Puente de los Incas, hacienda Baños.

Su flora se destaca por la variedad de especies como: el capulí, cabuyos, chilcas, floripondio, tilo, shimbalo, paja blanca, entre otros y su fauna por venados, lobos, zorrillos, raposas, entre otros, convirtiéndose también en un atractivo natural.

No se queda de lado los atractivos religiosos y culturales como el Santuario de Cuchitingue, iglesia del Barrio Centro, entre otros. Moisés Velasco, presidente parroquial dio a conocer que se está trabajando en un inventario turístico bajo el apoyo del Gobierno Provincial y Municipio de Latacunga con las direcciones correspondientes, así también un estudio de señalética de turismo para el sector.

A través de las festividades se promociona la gastronomía, los espacios turísticos donde se puede hacer motocross, disfrutar del automovilismo, pesca deportiva y más.

Según datos proporcionados por el GAD parroquial, semanalmente ingresarían entre 400 y 500 personas y al mes estarían recibiendo aproximadamente de 1800 a 2000 mil personas.

Fiestas 

Iniciaron sus fiestas hace un mes en honor al Patrono San Antonio de Padua, Velasco, indicó que el 28 de abril fue la elección de la reina de la parroquia, mientras que el 2 de junio será el cambio de mando del séquito de la Mama Negra, en la última semana de mayo será el festejo por los 157 años de parroquialización donde habrá el desfile cívico militar, la sesión solemne y una feria ciudadana para la atención a la clase más vulnerable.

El 15 de junio será el pregón de fiestas y el sábado 16 de junio vísperas para el 17 el junio empezar con la fiesta mayor religiosa en el desfile de la confraternidad alaquense “Cada año hay un cambio y tratamos de perfeccionar la fiesta para que salga de la mejor forma”, expresó. No obstante, siempre tratan de que la algarabía, el folclor, la tradición y la identidad resalte, el pedido del presidente es que asista toda la ciudadanía a vivir momentos de unidad, de confraternidad y amistad.    (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 2 =