Preparaciones que se obtienen de la espirulina.

La Unidad Educativa Intercultural cuenta con cultivos de espirulina, en ferias muestran los productos que se pueden obtener de esta alga (espirulina) famosa por ser un multivitamínico.

La Unidad Educativa Intercultural Bilingüe Jatari Unancha, utiliza los espacios de su hacienda en Guasaganda – La Maná, para cultivar espirulina, debido a su gran contenido vitamínico, con la finalidad de elaborar alimentos que puedan, en algún momento, insertarse en el mercado.

Jhonny Lascano, docente de la UE, dio a conocer que los cultivos de espirulina son realizados por los alumnos; con este alimento han realizado: gelatina, yogurt, pastas, galletas, que exponen en ferias donde son invitados por instituciones públicas como la Prefectura de Cotopaxi.

Lascano contó que realizan cultivos de espirulina debido al alto contenido vitamínico de esta alga unicelular azul verdosa famosa por ser una fuente importante de proteínas, vitaminas y minerales, por lo que destaca por su alto valor nutritivo. Además, tiene un efecto saciante.

Marcelo Toaquiza, conocedor de medicina ancestral, contó que generalmente se utiliza de forma desecada, en polvo o en forma de tabletas, aunque también se puede obtener en fresco. Es muy utilizada como complemento dietético y nutricional, especialmente por parte de deportistas y de personas interesadas en bajar de peso.

Propiedades de la espirulina

Esta micro alga da al organismo un aporte importante de vitaminas y minerales, aunque también puede tener efectos adversos. Según el Grupo de complementos de la Vocalía de Alimentación del COF de Barcelona, la espirulina destaca por las siguientes propiedades:

Proteínas: tiene una proporción de proteínas superior a la de otras fuentes, proporcionando un 65 por ciento de éstas al organismo.

Fácil digestión: la espirulina carece de celulosa, lo que hace que sea más fácil de digerir, incluso para las personas con mala absorción intestinal.

Lípidos: los ácidos grasos esenciales ocupan una importante proporción en la composición de la espirulina.

Minerales: la espirulina tiene una cantidad relevante de potasio, magnesio, calcio, zinc, manganeso, selenio, hierro y fósforo.

Vitaminas: la espirulina contiene una alta cantidad de vitaminas diversas como por ejemplo la vitamina E y otros elementos que destacan por sus propiedades antioxidantes, betacaroteno y todas las vitaminas del grupo B. Sin embargo, la vitamina B12 que aporta no es biodisponible para humanos, por lo que no sirve para sustituir la suplementación que requieren los veganos y vegetarianos.

Pigmentos: posee pigmentos en altas cantidades que podrían tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

Por estas razones Lascano espera que el consumo de espirulina se incremente en la población y los productos que ahora expone la U.E Jatari Unancha se comercialicen por pequeños, medianos y grandes productores. (I)