El ministro de economía Simón Cueva ha hecho el anuncio de que el cierre para este año será más optimista de lo que se esperaba y es que las medidas que tomó el gobierno de Moreno, sumadas a las medidas del nuevo gobierno, por fin le están dejando un respiro a las arcas del Estado. 

Por primera vez en más de seis años, se ve una recuperación sostenida, se habla de que podemos ver un crecimiento real después de casi una década.  

No se puede desconocer que Moreno acertadamente puso a dos hombres con mucho conocimiento frente al Ministerio de Economía, Richard Martínez y Mauricio Pozo, conocedores de la verdadera situación financiera del país y del mundo, ellos comenzaron con la reconstrucción de la devastada situación financiera heredada del correato, y pasaron la posta a Simón Cueva, quien ha seguido con el mismo lineamiento, reduciendo de gran manera la enorme e inmanejable brecha fiscal.

Sin los inmanejables paternalismos y con un precio del petróleo a cuestas, por fin se ve una recuperación, a pesar de haber pasado por una complicada pandemia, que demolió la economía. La reducción de la burocracia que comenzó en el gobierno de Moreno, empieza a dar sus frutos, una estrategia que ha seguido y continúa siendo manejada apropiadamente por este gobierno. Estos indicios hacen pensar que en menos de lo que imaginamos, se comenzará a percibir la recuperación del Ecuador.