Es deprimente ver el crecimiento del número de desempleados en la plaza de El Salto, no es por exagerar, pero se ha duplicado o triplicado, da verdadero dolor de cabeza cuando recordamos que el exvicepresidente Glas, manifestó en esta misma ciudad que el proyecto Chalupas era inviable, sin que ninguna autoridad de esta ciudad lo refute; mientras tanto se robaban la plata del Ecuador haciendo la limpieza y aplanamiento del terreno para la supuesta plataforma de la refinería del Pacifico que costo más de 1000 millones de dólares.

Es decir mientras Glas mentía y se robaban los dineros de este supuesto proyecto, con esos recursos hubiera alcanzado para hacer tres proyectos Chalupas, tres proyectos Chalupas para dar de comer a 60 mil personas; sólo imaginemos la magnitud del robo y del daño que se hizo, lo cierto es que el resultado de este despilfarro y robo es un cuadro, como lo hemos dicho, completamente desalentador, mucha gente pidiendo a gritos un empleo y quejándose que lo poco que había, está siendo ocupado por los venezolanos, los que prácticamente regalan su trabajo a cambio de tener un bocado para comer.

Lo cierto es que no basta con nuestros problemas, sino que a estos se suman las hazañas de otros gobiernos del socialismo del siglo XXI que han dejado y siguen dejando a toda la región en una situación marginal.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 11 =