Nos referimos a la pavimentación de la vía a Angamarca, obra de gran esperanza en la que Latacunga entregó parte de su vida.
Angamarca fue un reducto muy valioso de los españoles que llegaron a esta tierra. Su gran aspiración fue la de salir, venciendo la cordillera que se interponía a sus anhelos; y fue un hijo de esta tierra, el que entregó parte de su vida para abrir este camino, cuyo ilustre nombre no viene a la memoria.
Angamarca está situada en un hermoso valle de gran producción agrícola y sus productos fueron desperdiciados por la falta de una vía.
Por fin se han acordado de este rincón de Cotopaxi.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 8 =