Se ha hecho el anuncio de que se consiguió cero aranceles para la exportación de flores hacia Estados Unidos, esta es una noticia que llega en medio de las dificultades de la pandemia, que golpeó duramente a ese sector.  

Este gran incentivo significa muchas fuentes de empleo en esta industria, como todos sabemos hay muchas floricultoras en Cotopaxi, en las circunstancias actuales es un gran aliciente, que perfila un futuro prometedor en este campo.  

Por otro lado, el país bajo en un 60% las exportaciones en general, por lo que no hay muchos vuelos para llevar el producto, lo que se ha vuelto una gran dificultad para los productores, los mismos que tienen que contratar contenedores, en muchos casos, de manera particular, para no echar a perder sus cosechas y poderlas sacar.  

El tema del rebrote del C-19 en Europa, ha complicado muchísimo a fincas, las que hoy en día están sin saber qué hacer con sus cosechas, a esto se sumó el cierre de los cementerios, lo que obligó a que prácticamente pasara desapercibido el Día de los Difuntos.  

Esperamos que, con este nuevo incentivo, el sector de las flores vuelva a reactivares, la economía global, no solo local, se encuentra en una situación muy compleja y estímulos como estos son un gran aporte para evitar que las empresas desaparezcan, pues hay una puerta que se abre y que ofrece un panorama alentador, en medio de una tormenta. (O)