El servicio de buses de transporte público arrancará en semáforo amarillo, este gremio es uno de los que peor ha pasado, pues las pérdidas son muy grandes y tendrán que comenzar con pérdidas, por el aforo permitido en las unidades.

La situación es tan grave que se pide que el gobierno asuma o subsidie parte de esto durante la emergencia, para que este gremio pueda recuperarse.

Si no se subsidia el transporte, será muy complicado controlar el aforo, la desesperación puede hacer que las unidades se llenen, complicando de esta manera un acelerado contagio en la población.

El tema del número creciente en el contagio de C-19 que se vive en la actualidad en esta ciudad, tienen mucho que ver con las manifestaciones que se han permitido, por ello se debe tener mano dura con las concentraciones, y sobre todo, con la exigencia del uso de las mascarillas, pues se puede ver a mucha gente relajada que está pasando por alto estas normas indispensables.

Estamos en manos de las autoridades, en la manera como manejen esta situación, con la rigidez que preserven la salud del pueblo, con mano dura y haciendo respetar las normas de bioseguridad a raja tabla, publicitando, bombardeando información para adicionalmente crear conciencia que impida el abuso de no usar las medidas necesarias que se requieren en estos momentos.(O)