Un viejo decir era Abril aguas mil. Hay lluvias, no se han producido los grandes aguaceros; pero no faltan las lloviznas, en lo que hemos podido ver los grandes aguaceros no han faltado en la cordillera occidental.
Si hacemos historia digamos que somos parte del Tahuantinsuyo.
Los Incas fueron andinos así como los Mayas son de Centroamérica.
Muchos siglos vivieron los Incas en los Andes, así vivieron y erigieron sus grandes templos. Hemos visto como aprovechaban las aguas del cielo construyendo en terrenos laderosos rampas para detener las aguas.
Una gran tradición dejaron cuando fueron presos del yugo hispánico. Dejaron simiente y formaron una plebe revoltosa que nació del vientre incásico.
Pero llegó el indio Alfaro, sin pensar que era descendiente de los hispanos; pero que abrió el camino al Ecuador para ser lo de hoy.
Los nombres quichuas menean el sombrero y el poncho solamente sirven para la televisión y los periódicos.
Si vamos a Cotopaxi los prefectos son indígenas. En definitiva, digamos que estamos, viviendo otros tiempos.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here