Ministerio de Educación junto con los DECES buscan acciones preventivas para evitar el consumo de drogas (foto internet).

Constantemente los hijos buscan ser escuchados y que sus progenitores puedan compartir con ellos; pero cuando no se hace correctamente viene las complicaciones como el consumo de las drogas, ante esto el Ministerio de Educación conjuntamente con los DECES buscan acciones preventivas.

Las razones que induce a consumir drogas a los estudiantes son las familias disfuncionales “los padres pasan la mayoría de tiempo fuera de casa, mientras que sus hijos llegan al domicilio y no tiene con quién compartir un plato de comida o no tienen con quién hablar” expresó Jenny Morocho, coordinadora del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) de la FAE.

En ese sentido, el cariño y afecto lo buscan fuera de sus hogares, pero se encuentran con gente inescrupulosa que le conduce a ese tipo de situaciones, agregó.

Frente a este contexto el Ministerio de Educación y los DECES de los centros educativos a nivel del país se enfoca en acciones preventivas. Dentro de ellas están los círculos de aprendizaje, círculos restaurativos entre los estudiantes y padres de familia.

Según la profesional entre la metodología que aplican está la sensibilización, el conocer a cada uno y saber las dificultades que tiene para con ello poderles ayudar y dentro de lo adverso puedan encontrar formas positivas para poder salir adelante.

El arte, la cultura y el deporte son acciones que la juventud pueda optar para no tomar el camino equivocado que son las drogas, dijo Morocho.

“Como padres de familia cometemos muchas equivocaciones y dentro de ellas es no darles el tiempo necesario a nuestros hijos”, manifestó.

La psicóloga indicó que actualmente los jóvenes consumen tantas sustancias incluso en los jarabes o la más típica la marihuana.

Hoy el papel fundamental de los Departamentos de Consejería Estudiantil es estar juntos con los alumnos conocer su realidad y que ellos puedan tener la apertura para saber a quién acudir y con quién hablar.

Patricio Rivera, coordinador de la zona 3 de Educación, exteriorizó que de mil alumnos pueden consumir entre tres o cuatro y lo que les interesa es atacar para que no se expanda “aclarar el problema y poner la receta que permita cortar el uso de drogas al interior de las instituciones educativas”, finalizó. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × 4 =