El gobierno provincial ha tomado la iniciativa de llevar oficial y legalmente adelante una consulta popular acerca de la permanencia de la cárcel regional de máxima seguridad en Latacunga.
Sin duda esta consulta tiene todas las de ganar, existen argumentos de sobra para que este reclusorio salga de la vida y la cotidianidad de nuestra ciudad.
Primeramente, esta fue una obra absolutamente inconsulta, no se sociabilizó, ni se preguntó si la misma podía tener factibilidad y aceptación en nuestra urbe; la obra se impuso y punto.
Segundo se encuentra en la peor zona de riesgo por el volcán; tercero no tiene servicios básicos, este lugar sufre por la tremenda falta de líquido vital, el municipio no alcanza, ni tiene la obligación de cubrir el tema de la basura, por lo que este reclusorio se encuentra en tremendo peligro de ser el foco de alguna epidemia.
Cuarto se está contaminando el Pumacunchi y esto podría traer graves consecuencias a Latacunga.
Quinto la delincuencia se ha incrementado de manera incontrolable.
Sexto se le está estereotipando a nuestra ciudad de mala manera, con el nombre que se le da hoy en día a este presidio.
Es decir, argumentos de peso, existen de sobra, legalmente la consulta ahora sí, se tendría que llevar a cabo de inmediato y sin duda ya todos sabemos los resultados de la misma, la respuesta masiva va a exigir que este reclusorio salga de una vez por todas de la vida de esta ciudad, esta cárcel indeseada que ha hecho un daño sin precedentes, diríamos que deja mayor afectación que lo que nos podría traer una súbita erupción del volcán.(O)