Luego de que los contratistas de la obra de la renovación del barrio San Francisco manifestaron que el arreglo de la plaza quedaría a medias, porque no había presupuesto para la parte oriental, justamente el pedazo frente a la iglesia y la pileta que son los elementos principales y tradicionales de este espacio, hoy con mucha satisfacción hemos visto que se ha reflexionado mejor y se ha comenzado a levantar el vetusto adoquín de aquel tramo, para cambiarlo y de esta manera integrar nuevamente toda la plaza.
Y es que la verdad iba a quedar un trabajo a medias que para nada coincidía con las imágenes 3D que se proyectaban acerca de la regeneración de este lugar.
Hoy podemos decir que, si van a darse cambios importantes en este espacio tradicional de la ciudad; la verdad es que esto habría sido muy mal visto por la ciudadanía, pero valió la pena que este medio de comunicación llame la atención de las autoridades para que rectifiquen esta errada idea, que definitivamente iba en contra de los ofrecimientos que se proyectaban como parte de esta acertada intención.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 9 =