Nuestra nación el 25 de marzo de 1874 fue la primera en el mundo en consagrarse al Sagrado Corazón de Jesus. Este acto fue realizado por Monsignor José Ignacio Checa y Barba y el Presidente Gabriel García Moreno conjuntamente con gran solemnidad.

La propagación de este culto público tiene su origen en las revelaciones místicas que Santa Margarita María Alacoque (Paray-le-Monial en Francia 1673).

El culto al Corazón de Jesus comenzó a divulgarse lentamente, y en las primeras décadas del siglo XVIII ya había empezado a instaurarse en el pueblo cristiano sobre todo de algunas congregaciones confiadas al Sagrado Corazón.

En estos momentos en que el Ecuador lo que más necesita es unión y oración, un grupo de fieles nos consagramos en la Basílica en Quito este 6 de noviembre de este año al medio día.

Un momento emotivo porque reafirmas tu fe, y te consagras a Dios quien es el único dueño del pasado, el presente y del futuro de cada uno de nosotros.

Creo que en el Ecuador siendo un país mayormente católico no se pueden olvidar  nuestras creencias profundas, que lo que hacen es dar el alivio necesario para la vida cotidiana en tantas circunstancias ya sean de alegría o de dolor.

No podemos vivir sin mirar a Jesús quien nos ama con todo corazón, y no podemos olvidar esta tradición de amor y fe de nuestras familias las que han sido bendecidas por años.Que el Sagrado Corazón sea el vínculo de amor fraterno en todo el Ecuador, porque hoy más que nunca lo necesitamos. 
“Sagrado corazón de Jesús en ti confiamos”