Año tras año podemos observar como crece la feria que se desarrolla por las fiestas de finados en el inicio del mes de noviembre en el cantón Pujilí. Pero…

Quiero pensar que la organización de la mencionada feria de finados, debe estar autorizada por el GAD  Municipal de Pujilí y bajo los controles de la Intendencia de Policía de Cotopaxi. Si es que es así, la parte legal esta garantizada, pero que ocurre en su organización? Veamos:

1. En los terrenos que hacen de garages improvisados, los autos están estacionados sin dar todas las garantías a sus propietarios para evitar su depreciación. Entre todos los lugares destinados al parqueo fácilmente se pueden contabilizar en horas pico más de 2.000 unidades por día; además debe fijarse una misma cantidad a cobrarse por todos los que hacen este negocio.

2. Los sitios destinados a las comidas, igual deben ocupar un área determinada, con las condiciones de aseo tanto del lugar como de las personas que los expenden, con los permisos respectivos,  con el fin de  garantizar un servicio que no atente a la salud de los visitantes.

3. La venta de mercaderías como ropa de todo tipo, enseres, plásticos, porcelanas, visutería y artículos varios; igual que el anterior, debe ocupar otro lugar específico, esto dará comodidad a los visitantes y brindará la debida oportunidad de escoger, tamaños, precios y calidad de los artículos. 

4. Finalmente, en lo referente al aspecto central de esta feria, como es la infinidad de artesanías en barro: para la cocina, para adornos, juguetería, jardinería, etc; siendo este el motivo mayor de la feria; los artesanos deben ocupar además de sus casas talleres y tiendas de exhibición el lugar más cómodo para el turista, a fin de que éste tenga el espacio y el tiempo necesario para admirar no únicamente la artesanía terminada, pudiera añadirse la presentación de videos, donde se observe los procesos de elaboraciacitadas ﷽straci pone en manos de personas capacitadas para organizarla, sergueterad de artue deprecien los vbehón.

Lo que ahora se pudo ver no fue una feria, fue una multitud de personas de todas las edades, recorriendo en medio de una desorganización total y hasta con peligro de contagios, ante el problema de salud que aún no se supera.

Si ésta se organiza eficientemente, estará entre las mejores ferias del Ecuador. QUE ESPERAN ESTIMADOS COTERRANEOS. HAY TIEMPO PARA MEJORARLA.