Los últimos eventos que han tenido como sede a nuestra ciudad, han dejado una enorme inyección para la economía local, luego de la pandemia, el sector hotelero y turístico fueron de los más afectados, pero hoy con mucho optimismo vemos que se va recuperando.

Y es que la Baja Cotopaxi con más de 300 participantes y todos sus acompañantes, La Vuelta Automovilística al Ecuador y los Toros, han sido de gran ayuda para levantar nuestra golpeada economía, estos tres eventos han hecho que esta urbe reciba a muchísimos visitantes, que hoy en día ven a nuestra ciudad como uno de los escenarios favoritos para este tipo de espectáculos.

Enhorabuena. Nuestras autoridades deben apoyar mucho estos eventos, pues no sólo que dejan muy en alto el nombre de la provincia, sino que son de gran ayuda, para cambiar esa triste imagen que ha dejado la penitenciaria, que algún día fue de máxima seguridad y que hoy está en boca de todos, la mal llamada cárcel de Latacunga, que más bien debería llamarse penitenciaria Rafael Correa Delgado en homenaje a quien nos endosó este indeseado lugar, que no tiene nada que ver con nuestra realidad.

Es bien conocida la controversia en torno al tema taurino, pero debemos estar conscientes de que vivimos en un país democrático, en el que todos tenemos derecho a escoger nuestras aficiones, hay mucha gente que piensan que el monocultivo mata infamemente a muchas de especies animales y que consumir vegetales es un atentado para la vida silvestre, en fin temas en los que cada uno tiene sus razonas y las debemos respetar, sin imponer criterios, en eso consiste el arte de saber vivir en libertad.