Pero no conocida es la proliferación de las florícolas en la región andina de Cotopaxi en donde se han establecido cientos de florícolas, cuyos especímenes en particular las rosas son estimadas por su belleza y variedad.

Los denominados huelguistas se encargaron de destruir las florícolas del norte de la provincia, lo que significó la pérdida de millones de dólares.

Pero en la actualidad han revivido y están listas para enviar su valioso producto al exterior.

Solamente hemos hecho referencia a las florícolas del norte; pero las del sur se hallan íntegras.(O)