Pronto se nos vienen las elecciones y ahora que vemos la papeleta no nos sorprende encontrar los mismos rostros, o unos improvisados para la popularidad y vanidad.

Las personas adultas tenemos un poco más de experiencia en elecciones pasadas, da mucha tristeza por los jóvenes que solo han vivido un tipo de elecciones y gobierno, cada vez más confundidos y abrumados.

Es momento de ponernos a pensar bien qué tipo de gobernantes queremos y cuáles son las propuestas.  Debemos hablar con nuestros jóvenes sobre política y economía y darles a conocer nuestra experiencia de vida e incentivarles a que lean sobre otros gobiernos y cómo fueron manejados.

Ningún gobierno ha sido perfecto, pero creo que debemos enfocarnos en las propuestas de cada binomio. Debemos estar atentos a los debates. Ahora más que nunca, está en juego el futuro de nuestro país.

No demos cabida a los mismos discursos, especialmente de personas que se ha probado, tienen la justicia sobre ellos.

Las preguntas claves en un debate deben ser: Sobre cómo van a manejar la deuda externa, el manejo de IESS que tanto cuesta mantener, la política de salud y bienestar que merecemos, la falta de trabajo, entre las principales.

Señores candidatos queremos respuestas claras para el pueblo, queremos análisis con convicción, no palabras que se queden en el aire u obras que después se queden sin terminar o con sobre precios.

En definitiva, queremos que los principios sean los que primen, la honradez, lealtad, amor por la Patria y el Ecuador. Caso que contrario saben que el pueblo está cansado y no vamos a permitir más atropellos a la dignidad nacional.