Ahora que arranca el nuevo año, pensamos que debemos poner el hombro para que esta ciudad experimente, durante este 2020 un cambio radical de imagen, ya es hora que las autoridades municipales se empeñen en dar vida a Latacunga; necesita verde, algo que ha perdido por completo, las nuevas calles y avenidas no cuentan con un solo árbol; la urbe proyecta la imagen de un pueblo sin educación y tercermundista, esto debe cambiar de inmediato en la ciudad.
En espacios de los que se quitó árboles como fue el caso de la avenida Amazonas, la Municipalidad debe comenzar con una siembra masiva, lo mismo se debe hacer en la calle General Proaño y en la Quijano y Ordóñez entre Atahualpa y Rumiñahui, en estos lugares en los que se eliminó los parterres que se encontraban llenos de naturaleza.
El tema de impulsar más espacios de sano esparcimiento es primordial, nos hemos quedado en simples promesas, que no llevan a ningún lado, Latacunga ha crecido mucho y es imprescindible la creación de parques, esto en la actualidad es el talón de Aquiles de esta ciudad, lo que impide que los latacungueños tengamos calidad de vida.(O)